Inicio | Provinciales | Un proceso vergonzoso que revictimizó a una chica abusada

Aberrante hecho en Pigüé

Un proceso vergonzoso que revictimizó a una chica abusada

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Un proceso vergonzoso que revictimizó a una chica abusada

En 2006 familiares de dos menores denunciaron que las mismas habían sido sometidas. Pasó más de una década hasta que llegaron a juicio y un hecho prescribió. Por el otro caso se impuso condena.

Los delitos sexuales provocan daños de importancia en las víctimas y suelen dejar una marca a fuego para el resto de sus vidas.

Pero las consecuencias son aún mucho más graves si también deben sufrir una investigación penal como la que terminó revictimizando a una joven abusada, porque el proceso se extendió durante más de una década hasta llegar a juicio, los delitos prescribieron y el caso quedó impune.

En 2006 dos nenas que por entonces tenían 10 y 12 años contaron que un familiar (no se lo identifica para preservarlas) las había sometido a distintas prácticas sexuales en la ciudad de Pigüé, amenazándolas para que no revelaran la situación.

Sus allegados realizaron la denuncia e iniciaron un peregrinaje que incluyó el archivo de las actuaciones durante un tiempo y finalizó en las últimas horas con una condena a 5 años y 6 meses de cárcel para el imputado (permanecerá libre hasta que el fallo quede firme), aunque solamente respecto de una de las víctimas, ya que en el caso restante los hechos quedaron prescriptos.

Como «vergonzoso» calificó al proceso el juez del Tribunal en lo Criminal Nº 2, Eugenio Casas, considerando también que la fiscalía debería explicarle a la chica las razones por las cuales los episodios que le tocó sufrir no pudieron ser sancionados.

El magistrado, con el voto de los jueces Claudia Cecilia Fortunatti y Ricardo Nicolás Gutiérrez, entendió probados los hechos a partir de las declaraciones de las mujeres, de testigos y de los psicólogos que las evaluaron.

En el caso de la primera de las damnificadas fueron caratulados como abuso sexual gravemente ultrajante y pudieron ser sancionados debido a que en el transcurso de las actuaciones la justicia Correccional sentenció al imputado en dos causas, provocando la interrupción del curso de la prescripción.

Distinta fue la suerte corrida en el hecho sufrido por la otra joven, en el que los eventos fueron calificados como abuso sexual simple.

«La inactividad procesal en tiempo oportuno ha llevado a la prescripción de la acción penal, por haber transcurrido el tiempo máximo de la pena, sin que se produjera ninguna de las causales interruptivas previstas en el Código Penal».

«Resulta necesario realizar un raconto del proceso para justificar un adjetivo calificativo del mismo, en el que han coincidido -y es lo único en que lo han hecho- el fiscal y defensor, cuál fue el de `vergüenza´ por el trámite de las actuaciones», señaló Casas en el fallo.

 Agregó que «sin duda alguna, la calificación de vergonzoso corresponde al trámite de este proceso, en el cual, por la inactividad procesal oportuna por parte de los encargados del ejercicio de la acción penal y por las demoras incurridas, hoy nos vemos en la obligación de resolver que no se puede proceder con la acción penal respecto de una de las víctimas y que, por suerte del destino, porque el imputado ha cometido otros hechos delictivos, al menos por una porción de su conducta sí puede ser juzgado». (LN)

Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter