Inicio | Opinión | Tú elijes: ¿Drogadicto o líder? Niños en el abismo de la muerte

De adicto a adicto

Tú elijes: ¿Drogadicto o líder? Niños en el abismo de la muerte

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Tú elijes: ¿Drogadicto o líder? Niños en el abismo de la muerte

He palpado el dolor de una madre, el mar de angustia, de dolor y de desesperación que la invaden, al confirmar que su hijo de 14 años está drogándose a diario, externa impotencia, culpa, dolor, coraje decepción y se pregunta, una y otra vez. - ¿Por qué? Soy testigo de ese sufrimiento y muchas de estas mujeres desesperadas no saben a dónde acudir, ni qué hacer ante la magnitud de esta adicción y me veo obligado a dar un mensaje informativo, redactar este texto para orientar y concientizar para que en tu casa puedas poner los candados y proteger a tus hijos, puedas darles el blindaje y evitar que los haga trizas cualquier tipo de adicción, recomendando mi obra literaria y mi propia experiencia en este laberinto del ayer y mi recuperación, luz, del hoy. Tenemos un serio problema de salud pública y estamos cruzados de brazos.  Yo soy espejo y me reflejo, mis hijos serán lo que yo trasmita, si mi escuela es enseñarles conductas toxicas, ellos serán tóxicos, fracasados, nacidos para perder, un buen padre debe de proteger a sus hijos dándoles un buen ejemplo en todos los sentidos. Cuando hay un drogadicto en casa, no te la acabas, te saca canas verdes y qué necesidad hay, cuando de tu hijo, puedes tener un líder, un hombre de bien, un ser libere de drogas y de conductas toxicas.


¿Qué es una adicción? 


En la actualidad se acepta como adicción, cualquier actividad que el individuo no sea capaz de controlar, que lo lleve a conductas compulsivas y perjudique su calidad de vida, como por ejemplo fumar marihuana, usar inhalantes, pastillas, alcohol, heroína, morfina, cocaína, cristal y cualquier sustancia que entre a su cuerpo y altere su Sistema Central Nervioso, eso es droga y es una adicción. Una adicción es una obsesión que no puedes evitar, se es adicto al cigarro, al sexo, al juego, al sufrimiento a las relaciones tóxicas y conductas enfermas; quien es adicto, es un enfermo emocional y la adicción a cualquier tipo de sustancia o actividad, se considera como una enfermedad, y debe ser tratada como tal, hay demasiada confusión en los términos, hay personas que sin ser expertos en estos temas, emiten sus diagnósticos y confunden más a la familia, por desgracia en sus decisiones cometen error tras error. La enfermedad es progresiva, incurable, de por vida y contagiosa, tener un drogadicto en casa, es propiamente tener una maldición. Hay niños que se hacen adultos, crecen de un anexo a otro, de un centro de rehabilitación a otro, salen y recaen, tocan todos los fondos habidos y por haber, sufren, hacen sufrir y no logran salir del infierno, debido a que se cometen serias equivocaciones y muchas veces los que deberían anexarse son los padres y no los hijos adictos. Finalmente, todo termina cuando el adicto muere por mediocre.


¿El adicto, nace o se hace? 

 


Me dicen tantas incongruencias.- Es que Calderón la regó en esta guerra inútil contra el narco, tan fácil que hubiera sido negociar con ellos.- Todo el mundo tiene su precio.- A mi hijo lo echaron a perder los del barrio, esa bola de culpa la tuvo mi ex esposo por infiel y borracho.-Los  pandilleros, buenos para nada, marihuanos mal nacidos.- Fue tanta tele.- El origen de esta enfermedad es genética, no estriba en las escuelas, ni en las malas amistades, sin dejar de considerar que son ambos puntos, factores determinantes en fomentarse una adicción, el adicto tiene una herencia emocional genética de sus antecesores, abuelos, maternos y paternos, la enfermedad está en la sangre, nace en un hogar disfuncional, donde no hay ejemplos dignos a seguir, por muchas razones no se le fomentaron buenos hábitos, ni valores, carece de carácter, es un tipo débil, endeble que creció entre gritos, violencia y mucha neurosis, el adicto es miedoso, acomplejado, indeciso, más aun, la huella del abandono le pesa y lo marca de por vida, las ausencias de padre y madre, o de ambos lo dañan severamente, como lo hace el hecho de que sus padres se la pasen peleando, gritando, insultándose, devaluándose, desprestigiándose entre sus hijos, el hecho de que los pleitos sean por todo y por nada, todo ello, son ingredientes básicos en un niño drogadicto, es decir, la escuela emocional que reciben en sus hogares y cuando este niño sale a la calle, alguien le invita a fumar, le dan una cerveza, una bolsa con Resistol cinco mil o tinta fuerte, una jeringa con heroína, una pastilla o un pase de cocaína, este niño, sin conciencia, sin carácter, sin valores, sin autoestima, sin espíritu de lucha, no sabe decir no y en un dos por tres anestesia sus emociones, siente como arrullo al alma, las drogas, al principio son tremendamente placenteras.

Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter