Inicio | Opinión | Más equitativa, sin cambios de fondo

Más equitativa, sin cambios de fondo

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Nicolás Dujovne, el ministro de Hacienda, presentó los principales ítems de la reforma esta semana Nicolás Dujovne, el ministro de Hacienda, presentó los principales ítems de la reforma esta semana

El Gobierno nacional presentó los lineamientos de la reforma tributaria que tiende a ser más equitativa sobre los gravámenes a los consumos y alienta la inversión.

Es muy factible que los cambios sean aprobados por el nuevo Congreso, donde el oficialismo tendrá una mayor representación. Los legisladores electos asumirán a fines de este mes. La reforma no es de fondo, sino gradual.

Los cambios son, básicamente, aumentos o rebajas en las alícuotas de impuestos ya vigentes. No constituyen una transformación de fondo porque los gravámenes no se acentúan sobre la renta de empresas y personas, sino sobre diversas actividades productivas y sobre el consumo.

Este sistema tributario es contrario al que usan los países más desarrollados del mundo, cuyos esquemas el ministro Nicolás Dujovne usó parcialmente en la presentación de las reformas.

La principal novedad es un tributo a la renta financiera para las personas físicas, que se aplicará sobre los rendimientos de bonos, títulos de deuda públicos y privados y los depósitos a plazo fijo.

Este impuesto puede desalentar el ahorro de las familias. También el impuesto a la venta de la segunda vivienda impactaría en forma negativa para quienes opten por inversiones inmobiliarias. Por contrapartida, se elimina el Impuesto a la Transferencia de Inmuebles de la única propiedad, lo que facilitaría el acceso a la primera unidad de las familias jóvenes.

Un aspecto distintivo de los cambios es la temporalidad. Los impuestos que aumentan su carga son de recaudación inmediata, por caso los que gravan el consumo de vinos, espumantes, bebidas alcohólicas y gaseosas azucaradas. También serán inmediatas las modificaciones que pagan los combustibles y el consumo on line de películas, videos y música.

Por el contrario, son graduales las reducciones en las cargas al trabajo y la reinversión de utilidades, que podrán desgravarse en forma paulatina del Impuesto a las Ganancias. Lo mismo sucederá con el llamado Impuesto a los Débitos y Créditos Bancarios, identificado comúnmente como «impuesto al cheque».

Los impuestos al consumo golpearán en las economías regionales de Cuyo y el norte argentino, además de acentuar la caída de la actividad en Tierra del Fuego, afectada por una disminución en los impuestos aduaneros sobre los productos electrónicos.

Los gravámenes sobre el vino y espumantes impactarán en Mendoza y San Juan, en tanto los que incidirán en el azúcar y el tabaco tendrán efectos negativos en Tucumán, Salta y Jujuy.

 

Las presiones políticas y sectoriales se sentirán sobre el Congreso, que podría modificar los lineamientos de esta reforma impositiva.

Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter