Inicio | Opinión | Otra vez en el ojo de la Justicia

Otra vez en el ojo de la Justicia

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Otra vez en el ojo de la Justicia

Un nuevo fallo judicial vinculado con las trágicas explosiones de noviembre de 1995 en la Fábrica Militar de Río Tercero extiende aún más el curso inacabable de un expediente que comenzó a escribirse hace casi 22 años.

Sin embargo, la relevancia del fallo radica en que se vuelve a colocar en el ojo de la Justicia al senador nacional Carlos Menem, quien había sido sobreseído de culpa y cargo por aquel desastre que, cuando era presidente de la Nación, dejó siete muertos, decenas de heridos y barrios en ruinas.

En efecto, la Cámara Nacional de Casación Penal acaba de anular el beneficio que había obtenido Menem en 2014 en función de una decisión de la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba, cuyo dictamen dejó al hoy senador a salvo del juicio oral y público que terminó con condenas a cuatro oficiales del Ejército.

A partir de la resolución firmada por los camaristas Ángela Ledesma (voto en disidencia), Alejandro Slokar y Carlos Mahiques, se desprende que el copioso expediente debe volver a Córdoba para que el tribunal de alzada y el juez de primera instancia profundicen la pesquisa sobre ( la responsabilidad de Menem en la voladura de la planta militar. Como se demostró en el juicio, la explosión fue intencional, para borrar pruebas de la venta ilícita de armas de guerra.

Sin embargo, nada parece augurar que este derrotero de 22 años vaya a concluir en breve, ya que los abogados del veterano político riojano insistirán por el salvataje ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Si Menem es o no culpable de lo que sufrió la población de Río Tercero, lo determinará la Justicia en esta nueva vuelta de tuerca del caso. Pero vale la reflexión: no se pueden eludir las sospechas de culpabilidad en su contra, en tanto ya fue condenado a siete años de prisión por contrabando de armas a países en conflictos bélicos durante su gestión presidencial, en una causa de inequívoca conexión con lo sucedido en los polvorines siniestrados.

Desde un costado más político que judicial, resulta contradictorio, además, que con semejante prontuario Menem pretenda presentarse como candidato a senador nacional en los comicios a dirimirse en octubre próximo.

Los malos hábitos de guarecerse en una banca en el Congreso para obtener los polémicos fueros parlamentarios sobrepasan la capacidad de asombro de los ciudadanos que eligen por el voto a sus representantes.

Los viejos vicios de la política que nos abruman son coincidentes con las trabas insondables que impiden culminar –pese a que transcurrió casi un cuarto de siglo– un proceso judicial por una tragedia urdida desde el poder y que hundió en el desamparo a un pueblo entero.

 

 

 

Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter