Inicio | Opinión | Carencias en la capacitación

Carencias en la capacitación

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Carencias en  la capacitación

La noticia incluye una problemática global, pero afecta de modo especial a la Argentina, donde existe una profusa discusión sobre qué tipo de formación académica debe impartirse, pero sin avances concretos.

La falta de ingenieros especialistas en software y análisis de sistemas es una carencia en la mayoría de los países que lideran el crecimiento y la innovación.

En nuestro país, esa ausencia de especialistas en informática es más notable aún: de las 7.800 plazas disponibles en el último año, sólo se cubrieron 2.800, de acuerdo con el relevamiento realizado por el Observatorio Permanente de Software y Servicios Informáticos (Opssi), de la Cámara de la Industria Argentina del Software (Cessi).

Cuando es común ver entre los principales titulares el cierre de empresas vinculadas con la alimentación, por la caída de la demanda, la industria del software es noticia por la generación de empleo.

Sin embargo, el año pasado quedaron más de cinco mil posiciones sin ser cubiertas, aseguró Gustavo Guaragna, a cargo del mencionado Observatorio y miembro de la comisión directiva de Cessi.

¿Qué tipos de respuestas se están dando a esta problemática? En los países del norte de Europa, así como en China y Japón, la programación ya forma parte de las asignaturas básicas, en algunos casos en el nivel primario. En la Argentina, las respuestas son escasas, además de los pobres resultados que las pruebas internacionales de aprendizaje muestran en materias básicas, como Matemáticas y Lenguas. Si una buena parte de los alumnos tiene problemas para comprender un texto, más difícil resultará aún aprender Lógica, otro de los basamentos para desarrollar programadores y profesionales en las ciencias duras.

El 45 por ciento de los jóvenes que inicia la educación media no finaliza sus estudios, según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unicef), con base en datos censales de la Argentina. Los que logran aprobar ese nivel se inclinan por carreras vinculadas a las ciencias sociales y a la comunicación.

La aplicación de los conocimientos básicos en el siglo 21 no sólo demandará un estudio de la problemática específica, sino también capacidades en el desarrollo informático para la aplicación de tales habilidades. Sin descuidar las humanidades en las aulas, la Argentina debe revisar el plan curricular para adecuarse a las demandas y habilidades del futuro inmediato.

Lo contrario es resignarse a trabajadores con escasas capacidades, sometidos a tareas de baja remuneración. El amplio conocimiento que exhiben de modo natural los jóvenes argentinos sobre distintas materias no debe ser desperdiciado. Es imperioso proveerles los medios para que se capaciten.

 

 

 

Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter