Inicio | Opinión | Sueños destrozados

Sueños destrozados

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Sueños destrozados

La Justicia Civil y Comercial de la Ciudad de Buenos Aires dispuso la quiebra de la Fundación Madres de Plaza de Mayo por el no pago de la deuda con un trabajador despedido, dado el cuadro de insolvencia financiera de la institución.

La resolución incluye el cierre de inmuebles de la entidad y la prohibición para salir del país de su titular, Hebe de Bonafini.

La dirigente, con un grupo de madres cuyos hijos desaparecieron durante la dictadura militar, obtuvo el reconocimiento de organismos internacionales, incluso la postulación al Premio Nobel de la Paz por su heroica resistencia a la feroz represión.

La pacífica ronda de los jueves constituyó un dramático llamado al régimen militar para conocer el destino de miles de argentinos privados de su libertad, torturados y asesinados por el régimen.

Esos pergaminos, que perdurarán en la historia argentina, fueron mancillados por Hebe de Bonafini y un grupo de seguidoras, por su adhesión incondicional a las gestiones de Néstor Kirchner y Cristina Fernández. La cercanía con ambos gobiernos le permitió a la Fundación gozar de favores y subsidios oficiales que fueron mal usados y objeto de actos de corrupción que están en investigación de la Justicia federal.

Hebe de Bonafini; los hermanos Sergio y Pablo Schoklender, exapoderados de la entidad; José López, exsecretario de Obras Públicas, y otros exfuncionarios de esa área durante el gobierno kirchnerista fueron procesados por fraude al Estado en el programa de viviendas Sueños Compartidos. Ese plan gozó de aportes oficiales por 1.250 millones de pesos, pero miles de viviendas no fueron construidas y quedaron sólo sus trazos en proyectos fallidos.

La dirigente y sus seguidoras malgastaron sus históricas figuras en los actos oficiales, mientras el dinero fluía a millones, pero sin realizaciones concretas. Tales actos están sospechados de desvío de fondos.

La Fundación, al igual que la ahora intervenida Universidad Madres de Plaza de Mayo, gozó de un amplio apoyo de la gestión kirchnerista a cambio de cobijar a los funcionarios de turno bajo sus banderas de defensa de los derechos humanos.

Ambas instituciones deben ser rescatadas por las actuales autoridades y otorgadas a dirigentes que entiendan que es necesario preservar el legado histórico y evitar futuras tentaciones de uso propagandístico.

Ese objetivo debe complementarse con la actuación de la Justicia para castigar a los responsables de los desmanejos financieros o la comisión de actos de corrupción.

 

La investigación judicial sobre la Fundación y la Universidad Madres de Plaza de Mayo debe convertirse en ejemplo para quienes se apropian de las instituciones para beneficios políticos y económicos personales, alejados de los destacables objetivos por las que fueron constituidas.

Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter