Inicio | Opinión | Los desafíos de la lechería

Los desafíos de la lechería

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Los desafíos de la lechería

Los problemas que atraviesa la lechería argentina quedaron expuestos en los últimos días con los datos que muestra la crisis de Sancor Cooperativas Unidas Limitadas, una de las líderes del sector.

La cooperativa agrupa principalmente a tamberos de Santa Fe y Córdoba y cuenta con unos 4.500 empleados directos. La semana anterior paralizó cuatro plantas, entre ellas dos ubicadas en esta provincia (las de Coronel Moldes y Brinkmann), en una medida que anticipa el posible cierre de esos establecimientos. A esta coyuntura se agregaron problemas en la cadena de pago a sus dependientes y proveedores.

En el último informe público, se consignó que la cooperativa perdió 1.534 millones de pesos en los primeros nueve meses de 2016, el peor resultado operativo de su historia. Las pérdidas habían alcanzado a 447 millones en 2015 y a 263 millones en 2014.

Según fuentes bancarias, la deuda total sería de unos 500 millones de dólares, financiada a tasas elevadas. Por primera vez en sus casi 80 años de existencia, Sancor registra solvencia negativa, al superar el pasivo el patrimonio neto.

Una de las razones de la crisis es la fuerte caída de los precios internacionales en los últimos cinco años, en los que la tonelada de leche en polvo –el indicador de referencia de la industria láctea– pasó de cinco mil dólares a menos de la mitad de ese valor.

Se sumó una producción interna que superó la demanda por una baja en el consumo y los desastres climáticos, que comprometieron aún más la delicada situación económico-financiera de los tamberos. La informalidad es otro de los factores negativos que castiga a la lechería.

Los analistas del sector advierten que Sancor posee, además, una superestructura burocrática.

La crisis en la actividad láctea que expone en primer plano a Sancor, por su envergadura, incluye asimismo a otros actores, como es el caso de La Serenísima y de cientos de cooperativas del interior del país.

Las razones son similares, aunque el impacto sobre la sociedad es distinto en función del peso económico de cada industria. La crisis obligará a un sinceramiento de precios que afectará, sin dudas, los ingresos de productores, empleados y empresas vinculadas a la actividad.

La recuperación de los precios internacionales no es esperable en el corto plazo, dadas las condiciones del mercado global.

La industria láctea y otros sectores están crujiendo en la Argentina a partir de un cambio en los precios internacionales y locales.

 

Es necesario un diagnóstico claro del Gobierno nacional ante la sociedad y el trabajo conjunto con las partes involucradas, para lograr convertir a esta crisis en una oportunidad para el cambio sustentable que requiere la economía.

Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter