Inicio | Opinión | ¿Cuál es el bien común?

¿Cuál es el bien común?

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
¿Cuál es el bien común?

El gran problema por el que atravesamos los argentinos, es no tener la menor idea de lo que es el bien común

El bien común se empieza a construir a través de la comprensión del otro. Pero para ello primero hay que visibilizarlo, entender que hay alguien distinto, que merece ser respetado.

Cuando mi bien es tu mal o mi mal es tu bien, es imposible pensar en una idea de comunidad.

La incapacidad para ver más allá de uno, es un lastre con el que cargamos a diario. Bastan como simples ejemplos los piquetes, la falta de respeto por las normas de tránsito, anteponerse a quien tiene la palabra o espera un turno o los ruidos en horarios de descanso.

Escenas de anomia cotidiana, que desnudan nuestra enorme dificultad para vivir en sociedad.

Subyacen tras tal carencia tres cuestiones estructurales: el haber perdido los buenos modos, la falta de ejemplaridad y la escasez.

El buen día, el por favor y el gracias, que alguna vez nos enseñaron nuestros abuelos, era un ejercicio cotidiano de identificación del otro. Esos sencillos gestos, hoy casi perimidos, eran pequeñas grageas que mejoraban la salud social.

La falta de ejemplaridad de quienes nos han gobernado, con causas de corrupción por doquier, es una estocada letal en la médula de la confianza del hombre común.

La escasez y la injusticia social, no saben de razones, cuando hay necesidades básicas insatisfechas.

El remedio a tal enfermedad, requiere de mucha educación. De la que nace en la casa y continúa en la escuela. De la que proviene de los gobernantes que ven más allá de sus mandatos, haciendo cumplir las normas y volviendo a sus casas con solo el honor de haber servido a su gente.

Sin educación, los comportamientos primitivos se intensificarán. Descenderemos aún más a lo que Lawrence Kolberg alguna vez calificó como el estadio más precario del juicio moral, el de aquel que solo actúa por conveniencia o por temor.

Pues bien, durante días y semanas, hemos visto como dos esencias de la argentinidad como la escuela pública y el fútbol han sido rehenes de la testarudez de gobernantes y dirigentes.

Con chicanas y tironeos que buscan llevar agua al propio molino, aunque los niños y adolescentes mueran de sed o los cultores de la redonda, caminen por el living como bestias enjauladas.

La búsqueda del bien común, es sinónimo de adultez y de inteligencia. Las sociedades evolucionadas lo saben muy bien.

Visto ligeramente podría entenderse como un acto de desprendimiento. Pero no lo es.

No hay dividendo individual más rentable que el ganar en bien común y paz social. Para ello hace falta educación.

 

La búsqueda del bien común, es sinónimo de adultez y de inteligencia. Las sociedades evolucionadas lo saben muy bien.

Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter