Inicio | Opinión | Grandes desafíos

Grandes desafíos

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Grandes desafíos

Por momentos, el Gobierno nacional y la oposición política parecen hablar de realidades contrapuestas sobre la marcha de la economía.

Para el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, la inflación se desaceleró en el semestre comprendido entre julio de 2016 y enero último, al registrar una suba de precios de 8,1 por ciento. Optimistas, afirman que se cumplirá la meta del 17 por ciento para este año.

Sin embargo, las propias autoridades admiten que la inflación tendrá un salto en el trimestre febrero-abril en función de los aumentos ya previstos en los llamados «precios regulados»; esto es, en los combustibles, la electricidad y el gas natural.

Los dirigentes de la oposición, si bien reconocen una desaceleración en la fuerte suba de precios registrada en el primer semestre de 2016, advierten que los aumentos no se frenaron, por lo que una mayor porción de la población vive una situación insostenible. El incremento de la pobreza y la miseria les dan la razón. En ambos casos, los diagnósticos y planteos de solución no son expuestos en su totalidad.

La administración de Mauricio Macri cometió un grave error político al no realizar un inventario sobre la situación en la que recibió el Gobierno, por lo que cualquier apelación a la herencia recibida resulta extemporánea.

Tampoco existe un planteo claro y contundente sobre cuál será la hoja de ruta ­para lograr una economía competitiva y sustentable. Las optimistas intervenciones del ministro de Hacienda no logran despejar las dudas sobre cuál será la inflación real de los próximos meses, cuándo se recuperará el empleo y cuál será el nivel de consumo que pueden proyectar los argentinos para este año.

Las críticas de la oposición son una radiografía de lo que sucede en el campo de la economía, pero no avanzan más allá de esos diagnósticos. La sociedad comparte esas observaciones, pero también descree de las intenciones de sus voceros, pues la mayoría tuvo algún tipo de participación en la administración kirchnerista, que condujo a esta crisis. Esta expresión, por contraste, nunca fue usada por el macrismo.

La campaña electoral para los comicios legislativos de medio término ya está lanzada. Este dato torna impensable un acuerdo social con la participación de trabajadores y empresarios, para acordar un plan de medidas mínimas que alienten un mayor empleo formal y la baja de precios.

En palabras del ministro Dujovne, se trata de reducir los costos asociados a la ­infraestructura, que impactan en la logística, el capital y el trabajo, que no sean salarios. Todo un desafío para una Argentina presa de lo cotidiano y de las urgencias electorales. 

Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter