Inicio | Nacionales | La conmovedora historia de Mariela, la hermana con lupus que usa aceite de cannabis

La conmovedora historia de Mariela, la hermana con lupus que usa aceite de cannabis

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Los hermanos Mariela y Marcelo Morante, uno estudia la sustancia, la otra la toma para reducir los síntomas de su enfermedad Los hermanos Mariela y Marcelo Morante, uno estudia la sustancia, la otra la toma para reducir los síntomas de su enfermedad

Mariela sufre de una enfermedad autoinmune, y encontró en el aceite de canabbis la forma de calmar sus dolores. Una lucha por partida doble contra la enfermedad y a favor de la ley. Es la hermana del doctor Marcelo Morante

Mariela Morante es hoy una doctora dedicada al dolor, quien padecía Lupus y toma aceite de cannabis para calmar sus convulsiones alucinatorias.

Su historia se conoció a través de su hermano, Carlos Morante, concejal de La Madrid. Este pueblo fue el primero en impulsarse como productores del cannabis medicinal.Pero otro hermano, Marcelo, destacado médico de La Plata, fue el que comenzó a andar en el camino de la investigación ligada al cannabis. Viajó a Canadá con el objetivo de encontrar la calma para su hermana y allá abrió la esperanza de muchos de sus pacientes.

Después de muchas charlas logró convencer a Mariela para que contara su historia. Ella abrió su corazón y abrió las puertas de su casa para dar testimonio de lo más difícil que tuvo que atravesar en su vida. El lupus le afectó el corazón y el cerebro. Estuvo en terapia intensiva. Sus hermanos pensaban que no iba a salir, pero salió. Pero en su casa siguió sufriendo convulsiones y alucinaciones que hacían de sus días un calvario. Nada detenía el horror que vivía.

Todo ese sufrimiento más la medicación que tomaba la hundió en una profunda depresión. Es que la enfermedad la había inhabilitado como profesional y como mamá de sus dos hijas de 10 y 6 años. Ellas ya no tenían la alegría de su mamá y eso la ponía peor.

Fue la tenacidad y la búsqueda incansable de su hermano Marcelo lo que logró encontrar una mejora. Ahora el aceite de cannabis le permite dormir de noche, calmar las convulsiones y mejorar la calidad de vida. Sus hijas recuperaron a su madre, su marido a su mujer y sus hermanos a su única hermana.

 

Si bien aún no volvió a atender en el consultorio, pudo escribir un libro. Se llama »Sin dolor. Historias íntimas del cannabis medicinal». Muy despacio y con la colaboración de su hermano Marcelo y Jimena, su acompañante terapéutica, consiguió algo impensado. Este libro está dedicado a contar historias de pacientes con distintas patologías que toman aceite de cannabis para calmar sus dolores.

Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter