Inicio | Locales | “Desde el conocimiento uno puede hacer un montón de cosas”

Charla sobre Autismo

“Desde el conocimiento uno puede hacer un montón de cosas”

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Estefanía Saitúa estuvo a cargo de la interesante charla llevada a cabo el viernes. Estefanía Saitúa estuvo a cargo de la interesante charla llevada a cabo el viernes.

Con el fin de proponer un espacio de reflexión a la comunidad sobre la temática de autismo, profesionales de la salud convocaron a una charla de concientización.

El pasado viernes, se llevó a cabo una charla abierta y gratuita denominada: “Hablemos de Autismo”. La misma, tuvo lugar en el Edificio de Discapacidad “Daniel Parenti” a cargo del Equipo de discapacidad y fue disertante la Psicóloga Estefanía Saitua.

Previo a su discurso, Estefanía se reunió con los medios de comunicación locales para transmitir a la comunidad el propósito de la convocatoria, informar sobre el tema a tratar y difundir este saber para concientizar a la población.

 

Convocatoria

 

Se trató de una charla abierta a todo público, padres, profesionales de la salud, docentes y estudiantes. “Es un tema que todos sabemos el concepto, pero nos debemos concientizar como sociedad. Siempre es bueno saber qué hacemos si nos toca un amigo, un alumno o un hijo con estas dificultades para poder acompañarlo”.

Seguidamente, la psicóloga comentó: “Desde el conocimiento uno puede hacer un montón de cosas, desde el desconocimiento estamos mucho más limitados a ayudar y a entender porque el autismo tiene que ver con estar en su propio mundo, con ensimismarse y a veces está bueno saber para poder entrar en ese mundo”.

El espacio destinado a la charla se encontraba repleto, lo cual llevó a reflexionar a  Saitúa: “Pareciera que hay mucho interés, lo que es bueno. Que se despierte el interés, es el primer paso. Después trabajaremos, postularemos, repensaremos. Hay muchas instituciones y diferentes lugares acá, en Coronel Suárez, que están al tanto de todo lo que tiene que ver con el autismo y con otras patologías también relacionadas a niños”.

“Creo que Suárez, es una ciudad que se ocupa de los niños y de las dificultades que atraviesan. Si seguimos apostando a charlas, a ateneos, a momentos de reflexión, de compartir entre todos, podemos lograr un trabajo muchísimo más rico”, continuó.

 

Hablemos de Autismo

 

La cita fue para hablar de autismo, siendo que el 2 de abril se celebra el Día Nacional del Autismo. “Nos pareció interesante, junto con el servicio de salud mental y discapacidad, poder abordar esta temática que nos inquieta a todos como sociedad”.

El término autismo ha tenido varios cambios en estos últimos tiempos. “Hoy por hoy, hablamos en los últimos manuales, de espectro autista. La palabra espectro es más abarcativa porque podemos hablar de patologías más severas hasta menos severas. Dentro de eso, hay diferentes síntomas que tienen los niños que están dentro de este espectro”.

Los síntomas fundamentales tienen que ver con déficit en la comunicación, habilidades sociales y conductuales. “Dentro de eso, se puede dar de diferentes maneras. Por eso, siempre apostamos a todo lo que tiene que ver con el diagnóstico precoz. Sabemos que a partir de los 18 meses ya podemos diagnosticar a los niños. Entonces, tenemos un recorrido grande para trabajar y por acompañar”.

 

El rol de los padres

 

Es fundamental la consulta de los padres ante estos síntomas con un pediatra, un psicólogo, un neurólogo. “Hoy por hoy, existen muchas evaluaciones que se pueden hacer para detectarlo. Desde bebé, ya nos estamos dando cuenta que hay algo desde su desarrollo del cerebro que es atípico, que no es como los demás niños”.

“Tiene que ver con esto de no conectar con la mirada, no aparece la sonrisa social, no aparece la empatía, el ida y vuelta con el otro. A medida que van creciendo, se empieza a notar un juego más solitario, no hay un juego simbólico de hacer como sí, como que la muñeca es mi bebé. Todo eso no aparece, sino es un juego más bien repetitivo, aislado”, añadió la psicóloga.

Los intereses son otros. “Tal vez tengan un autito y empiezan a ver como giran sus ruedas, desde lo observacional. También, aparecen conductas repetitivas desde lo corporal. Existe el aleteo de manitos ante una descarga motora o movimiento de piernas, es muy amplio”.

 

Antigua concepción

 

Hace tiempo, quienes sufrían estas patologías eran englobados dentro de los Trastornos Generales del Desarrollo (TGD). “Entonces, todos los niños que tenían dificultades en el lenguaje, con habilidades sociales, etc. estaban incluidos en el mismo rango. Ahora, con el avance de la ciencia y de los estudios realizados, hemos visto que podemos diferenciarlos dentro de trastorno del lenguaje, los trastornos conductuales, y el espectro es más abarcativo”.

Estefanía agregó: “Por eso, consideramos los profesionales de la salud, la importancia de poder diagnosticar a tiempo y hacer el trabajo en equipo. Hay una ley que habilita a los niños a asistir a escuelas comunes. Entonces, hay que hacer planes especiales para estos niños”.

Es importante atender la individualidad de cada uno. “Ningún chiquito no es igual a otro. Por eso, podemos hablar un poco del término que me parece muy lindo: neurodiversidad. El término neurodiversidad refiere a que todos somos neurologicamente distintos. Entonces, partiendo de ese concepto, poder entender y comprender a los niños con autismo es mucho más fácil”.

Una vez detectado el espectro, se debe comenzar el trabajo en interdisciplinario. “Se debe trabajar en conjunto: padres, maestros de jardín, docentes, profesionales de la salud. Siempre que hay un niñito con autismo, hay un grupo de terapeutas acompañando. Ya sea psicólogos, psiquiatra, terapista ocupacional. Estos niños, por lo general, hacen diferentes tipos de terapia dependiendo lo que tengan mayormente alterado. Si es la hipersensibilidad, trabajan con la terapista ocupacional; si tiene cuestiones más bien conductuales, trabajan con la psicóloga. Entonces, aferrarse al equipo y trabajar familia, escuela y equipo de salud es lo mejor que se puede lograr en el acompañamiento de estos niños”.

Se debe adaptar la viva del niño a sus debilidades y fortalezas. “Sabiendo cuál es su debilidad y cuál es la fortaleza, sabemos a qué lugar lo podemos llevar, que le gusta más y no exponerlo a una situación que tal vez, para él sea muy movilizante. Si una de sus debilidades es la hipersensibilidad, evitemos que vaya a un lugar donde hay muchos sonidos fuertes y llevémoslo a un lugar donde esté más tranquilo. Sabiendo todas estas cuestiones, ellos pueden vivir una vida como cualquiera”.

Por último, la psicóloga aseguró: “Grandes descubrimientos han dicho que el aprendizaje tiene que ver con la imitación. Entonces, yo te veo a vos y como lo haces,  compartiendo voy creciendo y fomentando la habilidad social porque si no los insertamos en el colegio, en un deporte, en cualquier tipo de actividad relacionada al arte o lo que sea, lo que logramos es que los niños queden aislados y nos estamos perdiendo esa faceta tan rica que es el aprendizaje a través de la imitación”.

 

 

Image gallery

Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter