Inicio | Locales | “Somos herederos y protagonistas de un mismo patrimonio vivo”

110° Aniversario de la Escuela Parroquial

“Somos herederos y protagonistas de un mismo patrimonio vivo”

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
“Somos herederos y protagonistas de un mismo patrimonio vivo”

Fueron palabras de Mariana Lang, directora de los niveles Primario e Inicial del establecimiento. Hubo mucha emoción, reconocimientos, misa y almuerzo en tan especial cumpleaños.

El pasado martes, en el Salón Parroquial de Pueblo San José, se llevó a cabo el acto protocolar por los 110 años de la Escuela Parroquial San José, del que participaron autoridades municipales, educativas y eclesiásticas, y la Unión Padres de Familia.

Presidió la ceremonia el intendente municipal de Coronel Suárez Roberto Palacio, quien estuvo acompañado por el presidente del Honorable Concejo Deliberante Ing. José Etchegaray, el secretario de Gobierno y Seguridad Dr. Ernesto Palenzona, la presidente del Consejo Escolar Prof. Susana Previsdomini, el Obispo de Bahía Blanca Fray Carlos Aspiroz Costa, el inspector Jefe de Región 23 Prof. Fabián Palma, la inspectora Jefe Distrital Silvina Díaz, inspectora de DIEGEP Prof. Silvana Pach, directora de Secundaria Yamila Cabrera, el cura Párroco Padre Leandro Volpe, el cura Párroco de Coronel Suárez Alejandro Guidobaldi y el delegado Municipal Diego Schneider, acompañados por la comunidad educativa de la Escuela.

También formaron parte del acto las Hermanas “Siervas Misioneras del Espíritu Santo”

Hna. Mariana, Bárbara Weingartt; Hna. Clara Celia, Teresa de Jesús Ludojoski; Hna. Rosafelice, María Jerónima Rogoski;  Hna. Isabeline, Irma Vogel; Hna. Waltrudis, Elisabeth Weissenberger;  Hna. Araceli, Blanca Araceli Roveda; Hna. Blanca Odila Roa; Hna. Marifátima, María Ilda de Sousa; Hna. Teofanía, Olinda Vogt.

Para comenzar el acto, la Banda Municipal Bartolomé Meier, al mando de la profesora Natalia Erroitzarena, hizo sonar los acordes para que ingresen las banderas de ceremonia de los tres niveles. En Nivel Primario la Bandera Nacional estuvo en manos de Ana Victoria Melchior Gunther, escoltada por Juan Cruz Dunrauf y Catalina Bahl. La Bandera del Estado Vaticano fue portada por Constanza Marquestaut, siendo primera escolta Emma Fuhr y segundo escolta Gabriel Fleitas. La Bandera Bonaerense fue custodiada por Francisco Arzer, con Santiago Globertanz y Shirley Retamar como escoltas.

En Nivel Inicial, la Bandera Nacional estuvo en manos de Ian Lauman, escoltado por Martina Schwerdt y Valentina Schmidt. La Bandera del Estado Vaticano fue portada por Victoria Fogel, escoltada por Evangelina Galeano y Genaro Frank Aguirre. La Bandera Bonaerense fue portada por Catalina Dukart, escoltada por Lara Aranda e Inés Otero.

En Nivel Secundario, la Bandera Nacional fue custodiada por Agustina Lezica, y sus escoltas fueron Malina Waigel y Julieta Schrohn. La Bandera del Estado Vaticano estuvo en manos de Camila Lezica, escoltada por Jonathan Hofmann y Santiago Schwindt. La Bandera Bonaerense fue portada por Alejo Desch, acompañado por Lucas Diel y Joaquín Hegell, como escoltas.

Luego del ingreso de las Banderas, se entonaron las estrofas del Himno Nacional y posteriormente comenzaron los discursos.

 

“Educar  es pensar en el futuro con esperanza”

 

Para comenzar con los discursos, hizo uso de la palabra la directora de Primaria y Nivel Inicial, Mariana Lang. “Hablar de los 110 años es decir la Escuela Parroquial San José está de fiesta”, comenzó diciendo la directora. “Cómo no festejar el largo camino recorrido, camino hecho al andar,  dijo  el poeta.  Vaya si tuvo que andar y movilizarse y dar, siempre dar”.

“Le agradezco a toda la comunidad educativa por encontrarnos para celebrar juntos el cumpleaños, 110 años educando bajo la luz del Evangelio, desde una escuela en movimiento, caminando y progresando en el seguimiento del Señor”, agregó Mariana. “Somos herederos y protagonistas de un mismo patrimonio vivo, una escuela que crece como comunidad de aprendizajes con creatividad sembrando conocimientos y valores de la vida”.

La directora hizo un recorrido por los 110 años de la escuela y para finalizar, hizo una reflexión. “En el año 2019 queremos hacer vida esta historia para celebrar y festejar. Será el mejor reconocimiento a la querida escuela donde la educación y el trabajo educativo han sido los pilares de estos 110 años de historia. Es posible educar en la fe y en los valores agradecer a Dios, dar a conocer a Jesús y hacerlo amar. Aquellos que hoy tenemos la responsabilidad de llevar adelante esta institución, creemos que educar  es pensar en el futuro con esperanza y estamos dispuestos a trabajar cada día en lograrlo. La Escuela Parroquial  fue, es y seguirá siendo la escuela de todos, debemos sentirnos partícipes y orgullosos  de ella. La educación es un acto de amor y tenemos presente esto, creemos que en estos 110 años de vida se multiplicaron los años de amor, valor y educación”, finalizó Lang.

 

Huéspedes de Honor

 

Luego de las palabras de la Directora, el intendente Palacio entregó a la Hermana Mariana el decreto de Huéspedes de Honor por su visita a la ciudad.

La Hna. Clara Celia dejó su mensaje en nombre de las Hermanas Siervas del Espíritu Santo. “Mi palabra es de gratitud, nos han recibido con tanto cariño. Yo trabajé con mucha alegría, fui docente en esta escuela en el año 67’ y regresé en el 78’ como directora, fueron unos años preciosos y luego tuve otra misión”, recordó la religiosa. “El espíritu de Dios nos mueve a no quedarnos, a caminar, a misionar hasta el último aliento de nuestras vidas, llevamos el Evangelio y la alegría a todos. Les traigo gratitud,  una gran emoción y muchas felicitaciones por el gran progreso y los grandes cambios  y sepan que el amor está dentro de nuestros corazones”.

 

 “Fueron, son y serán  siempre parte de nuestra vida”

 

A su turno, la directora jubilada Susana Hoffmann habló en nombre de quienes pasaron por la institución. “Pensé en dos términos que podían sintetizar este acontecimiento. Familia y gratitud. Familia: así como nuestros hijos partieron del hogar, así lo hicimos nosotros. Un día partimos de la institución pero seguimos siendo parte de esta gran familia que hoy nos reúne para festejar los 110 años de esta institución”.

“Fueron, son y serán  siempre parte de nuestra vida. Porque aquí nos formamos y desempeñamos nuestra vocación la que yo, a mi criterio, volvería a elegir siempre. Gratitud: hacia esta gran familia, a quienes nos dieron la posibilidad de iniciarnos  como en mi caso particular comenzando la etapa inicial junto a las hermanas y sacerdotes que nos brindaron contención educación y apoyo día a día”, afirmó Hoffmann. “A pesar de que ya no estemos desempeñándonos, ellos continúan  haciéndonos sentir parte de ella y nos abren sus puertas para compartir visitas, eventos y regresamos como los hijos lo hacen con su familias. Hoy los que pudimos estar aquí queremos celebrar este hermoso día juntos, y pedirle a nuestro patrono San José, que nos dejó un ejemplo del trabajo humilde, que nos enseñó que el trabajo diario hecho con amor dignifica a la persona, nos proteja, guie y bendiga para que ellos -niños y adolescentes-, con educación comprometida por parte de todos, tengan un futuro mejor y que esta institución educativa,  tenga muchas años más de festejos”, cerró.

 

“Compromiso y una entrega al trabajo solidario”

 

En nombre de la Dirección General de Cultura y Educación del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, el Inspector Jefe Regional 23 Fabián Palma dejó unas palabras. “Hoy podemos decir que esta comunidad está de fiesta, que la Región Educativa 23 celebra con orgullo y emoción los 110 años de esta querida escuela. Trabajar desde una gestión unificada nos permite estas cosas hacer un trabajo en conjunto sin diferencias donde lo pedagógico y los procesos de enseñanza y aprendizaje deben ser para todos iguales. Este colegio, me sirvió para comprobar que las cosas se hacen muy bien, porque hay un compromiso y una entrega al trabajo solidario, pero sobre todas las cosas hay fe y hay esperanza”, señaló.

 

“El corazón brilla de felicidad”

 

Para finalizar con los discursos, el intendente municipal Roberto Palacio reconoció el trabajo realizado en la institución. “Es un día de alegría, de reconocimientos y de agradecimientos. Alegría porque llegar a 110 años en una institución educativa habla muy bien de todo lo logrado y aún persiste con un sentido de pertenencia que está muy arraigado en toda la comunidad de San José”, comenzó diciendo el Jefe Comunal.

“Hay que retrotraerse para aprender a valorar todo lo que se ha hecho para llegar a nuestros días con un norte muy marcado que era impartir educación, qué noble objetivo, qué noble propósito. El reconocimiento a todos los que han hecho posible y que seguramente al día de hoy están siguiendo esos pasos que nos dejaron marcadas esas hermosas hermanas, que hoy tenemos el orgullo de tenerlas presentes, ellas han hecho grande esta institución, han dado un montón para esta comunidad a través de la educación”, prosiguió. “Esa educación que no es ni más ni menos que introducir conocimientos y valores desde el Evangelio a todos los alumnos. El corazón brilla de felicidad y seguramente van a pasar muchos años más de esta escuela con estos sólidos cimientos que han tenido para superarse día a día. Esos cimientos que lograron conformar, están muy fuertes, han hecho una escuela sólida que va a seguir proyectándose en el futuro, como todos queremos”, finalizó emocionado el jefe comunal.

 

Video y reconocimientos

 

Antes de finalizar el acto protocolar, los presentes pudieron apreciar a través de imágenes un Power Point especialmente preparado por la ex docente María Lucia Schwindt, la historia de la escuela.

Seguidamente tuvo lugar la entrega de presentes y el descubrimiento de la placa oficial por parte del intendente Palacio, la Presidente del Consejo Escolar Prof. Susana Previsdomini, la  Inspectora de DIEGEP Silvana Pach, la Directora Mariana Lang, la Hna. Clara Celia, la Docente María Alejandra Schmidt y la alumna Ana Victoria Melchor Gunter.

Luego, la comunidad educativa de la Escuela Parroquial San José entregó presentes institucionales en ocasión por el 110° aniversario del establecimiento y se formalizó la entrega de un árbol a la comunidad educativa de Primaria por parte del Nivel Secundario de la Escuela Parroquial, en el marco del proyecto institucional “Echar Raíces”, quienes se encuentran realizando una plantación de árboles en distintos sectores de la comunidad.

 

Más del acto

 

Posterior a los reconocimientos, los presentes disfrutaron de la actuación de un ensamble musical especialmente conformado por el 110° aniversario de la Escuela Parroquial San José integrado por alumnos y ex alumnos de la escuela, el Prof. Diego Raúl Schwab (actual docente y autor de la letra de la canción por el 110° aniversario), el Prof. Ángel Sebastián Schamberger (ex Docente), el Maestro Albino Lang, los ex alumnos Vanesa Meier y Joaquín Meier  y alumnos del 2° ciclo.

Para culminar los festejos, el se realizó la celebración litúrgica en el Templo Parroquial y posteriormente, un almuerzo organizado para la ocasión.

 

 Un poco de historia

 

La Escuela Parroquial San José fue fundada el 1° de Marzo de 1.909 por los Misioneros del Verbo Divino con el propósito de colaborar con las familias que habían inmigrado del Volga, en la formación integral de sus hijos. Hoy el establecimiento es propiedad del Arzobispado de Bahía Blanca y estuvo dirigido hasta el año 1.986 por las Hermanas Misioneras Siervas del Espíritu Santo.

En la actualidad es su Delegado Episcopal para la Educación el Rdo. Padre José María Masson. Del nivel Inicial y Primario es su Directora la Sra. Mariana Nélida Lang y la Secretaria la Sra. Natalia Robein. Desde El año 2008 cuenta con el nivel secundario. Cuenta con una matrícula de 158 alumnos en Educación Primaria Básica; y 94 son los pequeños que concurren a Nivel Inicial en el Jardín de Infantes que desde 1.963 funciona anexo a la Escuela.

 

Como Escuela Católica, por fidelidad a la misión recibida de Cristo en la Iglesia, la Escuela Parroquial asumió su clara identificación evangelizadora. Esta misión exigió desde siempre una predisposición a mejorar la calidad pedagógica, como también la profundidad del testimonio evangelizador proponiéndose como resultado la síntesis entre Fe y Cultura – entre Fe y Vida. 

Image gallery

Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter