Inicio | Locales | Buenos rendimientos en la cosecha fina y buenas perspectivas para la gruesa

Análisis agrícola

Buenos rendimientos en la cosecha fina y buenas perspectivas para la gruesa

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Juan Ignacio Loos explicó algunas de las cuestiones que contribuyeron a que haya rendimientos importantes en la cosecha de trigo y estimó como buenas las perspectivas para la cosecha de Otoño Juan Ignacio Loos explicó algunas de las cuestiones que contribuyeron a que haya rendimientos importantes en la cosecha de trigo y estimó como buenas las perspectivas para la cosecha de Otoño

Un detallado informe brindó el ingeniero Juan Ignacio Loos de la Cooperativa San Martín. Lluvias oportunas factor que favoreció. Lotes afectados por granizo y heladas. El maíz gana terreno. Buena relación entre costos y precio de venta

“La cosecha fina está casi finalizada y se puede decir que hemos tenido una buena cosecha”, resumió el ingeniero Juan Ignacio Loos encargado de la sección agronomía de la Cooperativa Agrícola General San Martín en diálogo con este medio. “Es atípico que a esta altura de enero estemos todavía cosechando algunos lotes. Están entrando camiones aún, pero estimo que en muy pocos días habrá finalizado”.

“Todo tiene su faz positiva y negativa. Debido a este retraso hemos tenido problemas en algunos casos de pérdida de peso hectolitrico y calidad debido a la lluvia, pero al mismo tiempo tenemos un panorama para la gruesa más que interesante”, expresó el profesional.

“Lo de la fina fue algo raro”, apuntó Loos. “Ya que, si bien la lluvia caída se acercó a la media anual, lo importante que las precipitaciones ocurrieron en los momentos adecuados. El año pasado la cosecha fue un desastre, ya que esa primera parte del año estuvo muy seco, lo que también afectó muy seriamente a la cosecha gruesa”.

“Al momento de comenzar con los barbechos y a implantar la cosecha fina, todo cambió”, aseguró el ingeniero. “Tuvimos lluvias no muy grandes pero puntuales. Siempre decimos que es más importante la distribución de esas lluvias, que la cantidad de estas”.

Loos agregó que: “Eso definió que los rendimientos fueran muy buenos. Comenzamos con la cebada, cosecha que está terminada hace días, y tuvo rendimientos muy buenos, superiores a nuestros promedios históricos y con el trigo que está terminando de cosecharse con rendimientos superiores a nuestra media histórica”.

¿Cómo afectaron las heladas a la cosecha?

Tuvimos dos factores climáticos que afectaron bastante; helada y granizo. En estas tormentas a aquel que le tocó, le hizo desastres, pero el granizo se comporta de esa manera algo errática. Caen en mangas que hacen el 100% de daño en algún punto y tal vez a pocos metros no ocurre nada.

La helada que suele ser más general se presentó como un fenómeno atípico. Suele ser mucho más pareja. Marca a los terrenos más bajos donde hace mucho más frío y los bajos registros persisten más en el tiempo y eso es lo que suele marcar.

Este año llamó mucho la atención, ver lotes con mucha afectación de heladas y dentro del mismo lote, sectores mucho menos o nulamente afectados. Mirando desde arriba de las cosechadoras se veían con claridad sectores de otro color.

Hablar de un rendimiento promedio es a veces poco preciso, porque aquel que cosechó `poco no responde a esos parámetros. Pero podemos hablar de que hemos andado entre los 1800 y 4.000 kilogramos por hectárea, con picos de hasta por encima de los 6.000 Kg.

El que tuvo algún daño perdió, pero sin embargo a la hora del balance el rendimiento de su sementera fue bueno.

¿Cómo ha sido la rentabilidad de las cosechas?

Es difícil hablar de ello, porque cada caso es distinto y depende del nivel de tecnología aplicado. El valor es muy variable.

De todas formas, teniendo en cuenta los rendimientos apuntados y la relación entre el valor del insumo y producto, este año ha sido buena. Esa relación suele ser mala cuando el insumo subo mucho, o cuando el producto trigo baja mucho, o la combinación de ambos.

Este año al ser buena la relación el productor aplicó tecnología y de no haberse aplicado nitrógeno que es el fertilizante más utilizado, en cantidades adecuadas, la calidad cae.

Suele ser inversamente proporcional. Cuando sube mucho el rendimiento, la calidad suele disminuir. Pero si se hace el trabajo oportuno y en cantidades necesarias, hace que la calidad aumente a la pare del rendimiento,

Podemos resumir entonces, que el rendimiento y la calidad han sido buenos. Gran cantidad de lotes han tenido rendimiento de proteínas por encima del 11%. Lo que es muy bueno.

Lo ocurrido en la campaña anterior trajo seguramente procesos de endeudamiento. El productor con este panorama: ¿Revierte esa situación?

Eso se notó mucho el año pasado. Faltaron muchos kilos de trigo y soja. La Cooperativa tiene una herramienta interesante y que este año se utilizó bastante y es el canje de semillas o insumos por granos y eso siempre le beneficia al productor. Por ello lle4ga muy bien esta cosecha fina, para acomodar los bajos niveles de las dos cosechas últimas que fueron malas y que le suma una buena perspectiva a la próxima gruesa. Lo que hace que estemos en un escenario completamente distinto al que teníamos el año pasado a esta altura.

¿Para la gruesa cual es el cultivo al que más se ha volcado el productor?

Se ha diversificado mucho, lo que es muy saludable ya que con ello se achican los riesgos.

La soja sigue siendo el cultivo estrella. El año pasado, dentro del contexto de las dificultades que hubo, el girasol se comportó mejor que la soja. Por ello este año hay más diversificación- El maíz ha ganado terreno, Para ello se han ajustado las fechas de siembra, la cantidad de plantas por metro, de forma de evitar la floración en enero con mucho calor.

¿El sorgo sigue perdiendo terreno?

Si. Ese lugar lo está ocupando el maíz. Si bien el sorgo es más rústico que el maíz, la planificación apuntada ha hecho que se siembre más. Siempre hablando de sorgo granífero, porque el forrajero se sigue utilizando mucho. Además, el maíz tiene un mercado más fluido y previsible. Es muy raro encontrar lotes de granífero. Diría que está desapareciendo de nuestra zona.

¿Cómo responden los suelos a esta diversidad de cultivos?

El productor ha tomado conciencia de lo que significa un análisis. Es algo no tan costoso y permite saber que es lo que está haciendo falta. Luego la incorporación de la siembra directa, en su momento ayudó mucho a incorporar materia orgánica. Las rotaciones y la implantación de pasturas que suele ser recomendable y saludable, aunque eso va de la mano de la ganadería. Lo ideal siempre es hacer rotaciones de cultivos.

¿En qué medida las nuevas variedades de semilla mejoran los rendimientos?

Siempre hay pequeños saltos. Se va llegando a algunos techos que hacen que sea difícil superarlos. Los potenciales de trigo en la faz experimental son altísimos, el tema es lograr eso mismo en la producción. Esto fundamentalmente por una cuestión que no manejamos que es el clima y las temperaturas.

Siempre hay novedades. No tanto en el rendimiento, sino en variedades resistentes a enfermedades o herbicidas. Los avances más grandes van en esa dirección, que indirectamente traen mejoras en los rendimientos.

 

 

Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter