Inicio | Locales | “En lo inmediato como institución esperamos poder mudarnos al nuevo edificio”

Escuela de Música Municipal de Coronel Suárez

“En lo inmediato como institución esperamos poder mudarnos al nuevo edificio”

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Angel “Tuti” Schamberger hizo un balance de 2018 de la Escuela Municipal de Música y delineó proyectos y objetivos para el próximo ciclo lectivo. Angel “Tuti” Schamberger hizo un balance de 2018 de la Escuela Municipal de Música y delineó proyectos y objetivos para el próximo ciclo lectivo.

: El Director de la EMMCos, Profesor Ángel Schamberger, entrevistado habló de la Escuela de Música, de los 10 años que cumplieron en 2018, de los tiempos que pasaron y de los planes a futuro de la institución.

La Escuela de Música Municipal de Coronel Suárez (EMMCos) es una institución que tiene como objetivo la formación musical sin hacer a un lado las habilidades sociales, ofreciendo a sus integrantes un ámbito en el que conviven el conocimiento junto al compañerismo.

Dicho espacio, brinda la posibilidad de acceder a clases de música gratuitas y permite el libre acceso al conocimiento. Además, fomenta la promoción cultural a través de las diferentes actividades que realiza.

El Director de la EMMCos, Profesor Ángel Schamberger, define a dicho espacio como un lugar de encuentro que dispone de la música como excusa. “Para mí es una forma de vida. Hace años, con un grupo de personas cada vez más grande, contamos con este espacio donde nos juntamos a compartir música, a enseñar y a aprender”.

“No sólo los alumnos aprenden, sino mutuamente. Se encuentran personas de distintas edades, con distintas realidades, distintas vivencias y gracias a la música se pueden conocer, interpretar piezas musicales juntos, intercambiar y crecer”, continuó.

 

La esencia de la Escuela de Música

Seguidamente, y siempre refiriéndose a la EMMCos, explicó que dicha institución cuenta con tres ejes centrales. Un eje formativo, netamente artístico; un eje educativo ya que funciona dentro de un sistema dentro del cual se encuadra y que está en articulación con diferentes instituciones educativas, cuenta con niveles, programas, planes, ideas, proyectos, etc; y un eje social el cual consideran de suma importancia.

Con respecto a ello, el Director mencionó: “Me acuerdo que una vez alguien se me acercó y me cuestionó  por qué no tomábamos exámenes ya que había tanta gente para ingresar o tanta gente que no podía ingresar, por qué no hacíamos exámenes de admisión así podían entrar los talentosos. Sin embargo, la escuela no es eso. No tiene que ver con una cuestión solamente de talento, sino que tiene que ver con un montón de cosas más: compromiso, educación, respeto y sobre todo ganas de hacer música”.

 

Lo que el 2018 dejó

En cuanto al balance del año que pasó, Ángel comentó: “La escuela cumplió diez años. Diez años de que empezamos, que arrancamos esta labor. Estos diez años hubo mucha gente que participó desde un montón de lugares, ya sea desde la parte formativa como alumnos o la parte formativa, pero como profes. Muchos profes pasaron e hicieron sus aportes súper valiosos”.

“También contamos con el equipo actual, la familia que confía a sus pequeños o niños que seden de estar un ratito con mamá, papá o la abuela porque con ellos los que asisten a clases”, añadió.

El profesor aclaró que dentro de la EMMCos también funciona una cooperadora, denominada Asociación Andante, la cual cuenta con gran cantidad de colaboradores quienes aportan momentos de su tiempo para contribuir a la causa. “Hay personas que acompañan desde lo institucional, ya sea desde lo municipal o también lo que es la Orquesta Escuela, lo que es el programa provincial o desde educación. Desde un montón de lugares”.

“Es un caminito que se viene haciendo desde hace diez años en conjunto con gente que entiende la importancia de la escuela, que es algo para todos. No es para un grupito, sino que realmente tiene que ser algo para todos”, agregó.

A continuación, Schamberger señaló: “El publico también hace su aporte. El que tiene contacto con la música puede estar de un lado o del otro, como interprete, como parte activa desde un lado o parte activa desde el otro. Sin nadie que lo escuche esto tampoco funcionaría. Así es que hay mucha gente que se ha vuelto seguidora de las propuestas, de los eventos que se realizan desde la escuela, acompañando a los distintos lugares”.

Relacionando la participación del público con las tareas que desde la EMMCos se llevan a cabo, el director señaló: “Hace poquito tuvimos un concierto en pueblo San José y el público nos acompañó hasta allá, ahora estamos por dar un concierto en la biblioteca. Mucha gente, se acerca a nuestros eventos desde muy temprano porque no quieren perder el lugar. Cosas así, que se van dando, son muy gratificantes y quiere decir que nuestro trabajo se valora”.

 

Lo que se viene

La primera actividad del 2019 ya se puso en marcha. Con respecto a eso, Schamberger anunció: “En la Escuela de Música a lo largo del año se hacen clínicas, talleres, seminarios. En 2018 hubo muchas actividades y de distinto tipo, pero también dentro de la escuela funciona la Orquesta Escuela y este año lo arrancamos con el primer campamento musical”.

“Fueron tres días de compartir con la orquesta juvenil, un grupo de 20 músicos; jóvenes entre 13 y 19 años. Compartimos tres días de música, de convivencia, sin celular, sin reloj. En esta época, es difícil hacer a un lado la tecnología porque se nos dice que es difícil, se nos acostumbro a que sea casi imposible no depender de ella. Los jóvenes de hoy están casi todo el tiempo pendientes del celular porque los adultos no ofrecemos otra cosa”, prosiguió.

En cuanto a la vivencia de los jóvenes, el profesor dijo: “Si charlas con ellos, al principio les parecía medio raro, pero pasaron los tres días encantados de levantarse sin saber qué hora era pero que había sol y acostarse de noche en algún momento sin pensar en madrugar, en que era muy tarde o muy temprano”.

“Entonces, el campamento se pudo realizar y disfrutar de la jornada de trabajo, de diversión, de momentos de ocio, camaradería y compartir desayuno, preparar el desayuno para el otro, ayudar a limpiar, ayudar a cocinar”, siguió en su relato.

Al momento de hacer su apreciación, Ángel afirmó: “En lo personal fue muy grata, es la primer experiencia que tenemos de este tipo porque donde el eje central de todo eso fue la música. O sea, se hizo música durante los tres días y cerramos con un concierto abierto a todo público”.

 

Objetivos 2019

Sobre los planes para el año que recién comienza, el Director reveló: “Hay muchos proyectos musicales, pero en lo inmediato como institución esperamos poder mudarnos al nuevo edificio. Es algo que está planeado y que si dios quiere, muy pronto vamos a poder lograrlo. Se activaron las obras con mucha fuerza en la nueva sede, así que estamos expectantes de que eso ocurra en breve”.

Actualmente, se encuentran en marcha los talleres de verano que duran dos meses. Se dictan enero y febrero y mucha gente se acercó. Este año fue una propuesta más amplia en cuanto a la posibilidad de recibir más alumnos y la respuesta fue favorable. “La idea es cerrarlo con un proyecto, al que también vamos a darle difusión a partir de febrero porque va a ser para marzo”.

 

Por último, el profesor Ángel Schamberger informó: “A mediados de febrero se abren las inscripciones para lo que es el ciclo regular de marzo a diciembre. Así que a estar atentos a la difusión y los esperamos”.

Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter