Inicio | Locales | “Siempre dijeron que era hijo de Fangio”

“Siempre dijeron que era hijo de Fangio”

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Juan Rodríguez (derecha) junto a Oscar Uzcudun en la redacción de Nuevo Día. Juan Rodríguez (derecha) junto a Oscar Uzcudun en la redacción de Nuevo Día.

Juan Rodríguez, el tercer hijo del quíntuple campeón de Fórmula Uno, demostrado tras un análisis de ADN que brindó una 97,4% de certeza en el nuevo caso de filiación, estuvo días pasados en Coronel Suárez.

Con el propósito de interiorizarse sobre la producción de un motor nacional que están llevando adelante Celestino Juan Schmidt y Ernesto Haack, y en respuesta a una invitación realizada por Eduardo Minich, días pasados visitó Coronel Suárez el balcarceño Juan Rodríguez en compañía de su amigo tresarroyense Oscar Uzcudun.

Cabe señalar que en junio de 2016, tras un análisis de ADN que brindó un 97,4 % de certeza en un nuevo caso de filiación, se demostró que Rodríguez es el tercer hijo de Juan Manuel Fangio, quíntuple campeón de Fórmula Uno.

El mencionado, que ha compartido gran parte de su vida entre su actividad profesional (se desempeñó como investigador del INTA Balcarce hasta que se acogió a los beneficios jubilatorios) y el automovilismo deportivo, accedió a realizarse el examen genético a pedido de Oscar “Cacho” Fangio.

Este último llevó el apellido Espinoza y fue el primero cuyo ADN dio positivo tras la exhumación de los restos de Fangio. Posteriormente ocurrió lo propio con Rubén Vázquez, quien tiene un notable parecido con su padre biológico. De hecho, el Chueco de Balcarce fue padrino de bautismo de Rubén.

En la redacción de Diario Nuevo Día, al abordar el tema Rodríguez (nació el 6 de junio de 1945) señaló que “de chico me dijeron que era hijo de Juan Manuel Fangio. Mi madre tenía 16 años recién cumplidos cuando nací. Soy el único de los tres que no tenía padre”, sostuvo.

Relató que su madre siempre le dijo que era hijo de Juan y que no se enojó porque hiciera público esta situación. “Lo hice simplemente porque Cacho, que es el hermano mayor, insistió que yo hiciera la filiación. No tenía necesidad porque no tengo ningún interés en la herencia ni en nada. Mi preocupación era saber si era o no hermano”, comentó.

Rodríguez expresó que siempre tuvo un buen contacto con el quíntuple campeón de Fórmula Uno, pero nunca hablaron de la filiación. “Siempre charlamos de cualquier cosa, pero nunca de ese tema. La última vez que le pedí algo fue un auto para “Toto”, el hermano. Él me decía ‘para que quiere un auto Toto, si no lo usa, está en el garaje’”, refirió.

A propósito de ‘Toto’ Fangio, el ingeniero comentó que siempre lo presentaba como hijo de Juan en cualquier lugar que iba. “Con él tenía una relación muy buena. Cuando murió yo estaba en Estados Unidos y cuando retorné al país le pedí perdón a Juanmanuelito, el hijo de Toto. Me dijo: ‘Vos en vida hiciste por papá más que lo que hicimos nosotros. Así que no te preocupes’”, indicó.

En cuanto a su padre, Rodríguez señaló que “de acuerdo a lo que me cuentan y a lo que viví con él, era un señor muy accesible a conversar con las personas. No se creía superior a los demás. Era muy campechano. Tenía un refrán: no hay que dar consejos a quien no te lo pide. De vez en cuando igual daba algún consejo”, expresó.

 

El automovilismo en su vida

 

Juan Rodríguez vive y disfruta a su manera la pasión por el deporte motor. La vida quiso que entablara una relación de amistad con el reconocido preparador Jorge Pedersoli.

"Siempre asocié mi vida a la parte mecánica, sólo que nunca participé conduciendo. Trabajé con Rubén 'Toto' Fangio en la primera cafetera que hizo para Juan 'Manuelito' Fangio. Yo le puse la leva a punto", comentó.

Rodríguez despuntó el vicio arriba de un automóvil de competición siendo acompañante de Omar Baudo y Jorge Diorio en cafeteras.

La única vez que corrió lo hizo en la ciudad de Mar del Plata, en la década del 80. Incursionó con un Renault Gordini en la categoría promocional 850 preparado por Omar Baudo y Guirado, todos de la ciudad de Balcarce. Como anécdota queda que de 54 participantes clasificó 27. Esa vez, la única, corrió con el número 315.

“El automovilismo siempre me gustó. Siempre estuve ligado a preparadores en Balcarce. No corrí porque económicamente no pude, además porque formé una familia y tuve que privilegiar eso. De lo contrario hubiera sido corredor”, señaló.

Añadió que en el año 1972, en su condición de ingeniero agrónomo, le salió una beca para hacer una maestría en maquinaria agrícola en Inglaterra y un posterior doctorado en Estados Unidos.

 

“Justo estábamos haciendo una cafetera para mí. Pero lo que podría haber hecho dentro del automovilismo, por lo menos zonal, quedó trunco”, concluyó.

Image gallery

Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter