Inicio | Locales | La extraordinaria obra que busca solucionar el problema de las inundaciones

Partidor de Piñeyro

La extraordinaria obra que busca solucionar el problema de las inundaciones

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Las viejas compuertas serán reemplazadas por otras con nuevos sistemas Las viejas compuertas serán reemplazadas por otras con nuevos sistemas

Con grandes trabajos sobre los arroyos Sauce Corto y Huáscar por un total de 225 millones de pesos, la gran obra hídrica busca regular las aguas que bajan de las sierras para evitar problemas aguas abajo.

El pasado jueves la prensa fue invitada a realizar una recorrida en el partidor de Piñeyro, obra de gran magnitud llevada a cabo por la Provincia que busca solucionar un problema de larga data.

El Partidor se encuentra a 16 kilómetros de Coronel Suárez, en el sector donde convergen los arroyos Sauce Corto y el Huáscar. La obra se trata de un derivador que fue creado para enviar las aguas que bajan de las sierras hacia el arroyo Sauce Corto, que alimenta al sistema de las lagunas Alsina, Cochicó, Del Monte, Del Venado y Epecuén (Encadenadas del Oeste), o bien al arroyo El Huáscar, que alimenta a la laguna Del Juancho y otras (sistema del Salado).

Las obras que se está realizando buscan controlar los volúmenes de agua que bajan de las sierras en épocas de lluvia.

La obra está a cargo de la UTE conformada por las empresas Olivo Zambano S.A. y Gerónimo Rizzo S.A., el mayor caudal de agua permanente dejará de correr por el Sauce Corto hacia el sistema de las Encadenadas del Oeste y lo hará por el canalizado Huáscar hacia la cuenca del Vallimanca.

 

El trabajo realizado

 

Las viejas compuertas y barrera artificial para el material de arrastre de las aguas que conformaban el Partidor de Piñeyro serán reemplazadas por un sistema de azud fijo sobre el Sauce Corto, es decir sistema de rebalse, que estará ubicado a metros del actual emplazamiento de derivación de aguas, manteniendo de lo actual solo la bifurcación de los cauces. Sobre el Sauce Corto además se montará una compuerta lateral que se abrirá para compensar los niveles, en tanto que sobre el Huáscar se montarán tres compuertas de seis metros cada una que permitirán regular el caudal aguas abajo y por donde derivarán las aguas mientras los niveles no superen los 30 m3.

Sobre el Huáscar se están canalizando 8 kilómetros, partiendo de la bifurcación entre este arroyo y el Sauce Corto. Este canal ha visto aumentado su cauce a 20 metros, duplicando el cauce original. Además tiene importantes contenciones laterales, constituidas por una berma de cinco metros a cada lado por lo cual el ancho total alcanza los 30 metros. También se ha construido un terraplén de  nueve metros de altura, lo que garantiza el paso del agua de crecidas sin perjuicio para los campos linderos. A su vez, sobre este cauce se establecerá un sistema de tres esclusas que regularán el paso del agua en mayor o menor medida.

En cuanto a la canalización del arroyo Sauce Corto, ocupará sólo 600 metros, hasta la nueva exclusa que se está construyendo dos metros debajo del lecho del Sauce Corto. Mientras se trabaja, se ha levantado un talud que impide la llegada de agua hacia ese sector.

Se está trabajando en la instalación de la armadura del hormigón armado para impedir que el agua filtre por debajo del nuevo regulador de aguas, para lo cual es necesario realizar un trabajo importante con un martillo hidráulico montado sobre una excavadora ante la dureza que presenta el suelo.

Paralelamente se ejecutan los trabajos de preparación para la construcción de las esclusas y acopio de los materiales para el hormigonado de las bases, una vez instalada la planta de hormigonado propia que dispuso montar la UTE constructora para acelerar los procesos al pié de obra.

 

A buen ritmo

 

Respecto de la obra, el intendente Roberto Palacio se mostró muy conforme con lo realizado y con la decisión de la Provincia de dar soluciones a las inundaciones. “Nos encontramos con una obra que ha sido dispuesta por gobernación, para magnificarla hay que tener en cuenta el monto que son 224 millones de pesos que se están invirtiendo, fundamentalmente en lo que es el movimiento de suelos, la consolidación de caminos y los lechos de agua que llevarán aguas abajo toda la corriente”, anunció el Jefe Comunal.

Para contar los detalles de la misma, acompañaron en el recorrido el ingeniero Emilio Vighi y el Técnico Sobrestante de Hidráulica de la Provincia Cristian Martínez. Éste último afirmó que la obra está en un 90% de ejecución.

“Resta darle nivel de costa a los terraplenes aguas abajo, eso nos va a llevar tiempo porque es transportar mucho suelo, compactar y conformar”, agregó Vighi. “Lo que es el grueso de la obra en sí, el movimiento de suelo está prácticamente terminado”.

También están iniciadas las obras de control y de regulación.

“Tenemos pensado tenerlas terminadas para cerca de fin de año, y nos va a llevar uno o dos meses más, siempre dependiendo del clima”, informó Martínez. “Estamos poniendo una panta de hormigón en la obra que eso nos va permitir tener mayor volumen de hormigón al pie de las obras de regulación, estimamos que para fin de año estaremos muy cerca de finalizar la obra”.

 

Responsabilidad

 

Consultados sobre bajo qué responsabilidad quedará la regulación una vez finalizada la obra, Martínez indicó que una vez finalizada, Hidráulica de la Provincia la entregará al Municipio y después se determinará entre el municipio, Comité de Cuencas y el distrito de Hidráulica quién tendrá el manejo.

“Las compuertas son exclusas manuales que van a tener un estiaje determinado y después va a volcar, a medida que se necesite, se abrirán o cerrarán”, añadió el Técnico.

 

Otra buena para los campos

 

El técnico indicó además que se han dispuestos unas alcantarillas por donde los campos podrán derivar agua hacia el arroyo.  “Las alcantarillas están previstas dentro de los cauces naturales de los campos, tienen un sistema de plapetas que permiten que no entre el agua del arroyo hacia el campo, pero sí del campo hacia el arroyo”, explicó.

 

“Es una obra nunca vista”

 

Los presidentes de las Sociedades Rurales de Coronel Suárez y Huanguelén, Guillermo Urruti y Juan Cruz Arrachea, comentaron su punto de vista sobre la obra.

“Esta obra que se está haciendo es una cosa nunca vista, nunca me imaginé que podían llegar a hacer algo como esto, tan bien hecho”, señaló Urruti. “El canal va a tener la capacidad de absorber toda el agua que venga desde las sierras, pero va a depender después del tema del manejo de las compuertas y demás, que nuestro intendente de Coronel Suárez va a tener hacerse cargo”.

Según comentó el presidente de la Sociedad Rural suarense, el comité de cuencas lo manejan los intendentes de Carhué y el de Guaminí, “los otros intendentes no existen porque no han ido nunca, por eso nos pasó esto”, denunció. “Si hubiesen participado en el Comité de Cuencas posiblemente esto no hubiese ocurrido nunca. Por eso hoy la responsabilidad va a ser de todos los intendentes que participen y que puedan trabajar en conjunto”.

“A parte de actuar en el Comité de Cuencas, convengamos que Hidráulica será quien tenga la última palabra en caso que no haya acuerdo entre los intendentes, fundamentalmente de aguas abajo, nosotros vamos a abrir y el agua va a escurrir”, apuntó el intendente Palacio. “Luego veremos hacia qué lado será propicio que el agua vaya. En ese sentido sí nos tendremos que poner de acuerdo, recordemos que esto tiene que tener la celeridad del caso”.

Urruti dejó en claro que Coronel Suárez es el principio de la cuenca y eso genera cierta responsabilidad, ya que Hidráulica junto al Comité han decidió cambiar el rumbo de la cuenca, porque el agua normalmente de esta zona va por el Sauce a la cuenca de las Encadenadas, y ahora si supera los 30 m3 irá por el Huáscar hacia Vallimanca. “Quiere decir que hemos cambiado toda la cuenca y la hemos mandado al Vallimanca. Hemos perjudicado aguas abajo, porque no nos olvidemos lo que ocurre en el Salado, en Daireaux, en Bolívar”, recordó Urruti. “Nosotros no vamos a tener problemas porque estamos arriba, pero vamos a mandar toda el agua ahí. Creo que los intendentes de esta cuenca tienen que ser muy objetivos para no perjudicarnos unos a otros”.

 

El caso de Huanguelén

 

El Jefe Comunal remarcó que la obra tiene un gran beneficio, ya que se podrá recuperar mucho terreno productivo que en este momento está inundado. “Y por supuesto traer la tranquilidad que no se va a volver a inundar”, fijó.

Por su parte, el presidente de la Sociedad Rural de Huanguelén Juan Cruz Arrachea, subrayó la importancia de la obra para su localidad. “Cuando sucedía esto que había que repartir, normalmente el que ligaba era Huanguelén”, expuso. “Para nosotros es fundamental, siempre y cuando no se corte la obra del plan maestro. Si sigue funcionando tal cual estaba estipulado, solucionamos un gran problema para nuestra cuenca”.

Urruti mencionó además que el gran problema de Huanguelén es el arroyo Curumalán. “Habrá que arreglarlo también, es lo que más lo afecta. Esa será una etapa que habrá que gestionar para poder acomodar porque es un problema grave”, dijo.

 

La obra está estipulada para finalizarse a fin de año, más uno o dos meses más. Si el clima acompaña y se finaliza en tiempo y forma, el problema de las inundaciones aguas abajo estará solucionado definitivamente.

Image gallery

Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter