Inicio | Locales | “La recuperación de las adicciones siempre es difícil”

“La recuperación de las adicciones siempre es difícil”

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
“La recuperación de las adicciones siempre es difícil”

Ello se desprende de lo que dice Viviana Adassus, encargada del Centro de Prevención de Adicciones de la Municipalidad de Coronel Suárez. Los menores no les dan importancia a sus consumos de sustancias tóxicas. Los adultos adictos pasaron por esos consumos para “divertirse”. Trabajo con adictos y familiares.

“Hemos tenido mucho movimiento dentro de nuestra organización”, comentó Viviana Adassus quien está encargada del Centro de Prevención de Adicciones de la Municipalidad de Coronel Suárez. “Con el cambio de gestión de 2015 la subsecretaría sufrió bastante, porque hubo muchas bajas, gente que se fue y eso genera ciertos problemas entre quienes trabajamos aquí”.

“En octubre de 2015 María Inés Santarelli renunció porque consiguió otro trabajo y hasta Julio de 2016 estuve sola. Por lo que tuve que hacer la derivación de los pacientes que había y esperar que me designaran los reemplazos, pero cuando ingresaron las nuevas sicólogas en julio de 2016 empezamos a recuperar a todos nuestros pacientes que habían sido atendidos por otras dependencias. Ahora tenemos más o menos el mismo número de pacientes que teníamos en 2015”.

“El año pasado se hizo mucho trabajo comunitario. Salimos a hacer diversos talleres en los barrios”, apuntó Adassus. “Lo que significa que nuestra actividad es siempre más o menos la misma”.

“También participamos del programa denominado Municipios en Acción que es un convenio entre municipios y el SEDRONAR (Secretaria De Programación Para La Prevención De La Drogadicción Y La Lucha Contra El Narcotráfico) por lo que nos invitaron a participar para plantear y programar algo”.

 

- Lo que acaba de exponer responde a la prevención. ¿Cuándo hay alguien adicto o que consume sustancias tóxicas cual es el criterio que se sigue?

- Los objetivos no han cambiado. Nosotros ofrecemos atención gratuita, voluntaria, es ambulatoria. La asistencia a este lugar es voluntaria. No podemos obligar a nadie que venga. Cuando son menores de edad se exige la presencia de un adulto responsable.

 

- ¿Hay un perfil determinado de los pacientes menores?

- No. Cuando vienen los menores generalmente son los adultos que los traen, ya sea que sospechen sobre cambios en la conducta, o porque por allí ellos son los que comentan lo que hicieron.

Por todas estas cosas que provocan preocupación hace que a veces vengan para prevenir y para orientarse. Charlamos con los chicos, aunque ellos en general no le dan importancia. Para ellos no es una preocupación, porque está naturalizado el consumo de sustancias.

La idea es que ellos tomen conciencia, que manejen la toma de decisiones, el grupo de amigos que frecuentan. Trabajamos en orientarlos, en ayudarles en la relación con sus padres.

En los adultos la cuestión es distinta, porque el tema ya está instalado.  Ellos o vienen por sus propios medios, o porque el familiar presiona para que lo haga.

A nosotros no nos interesa tanto el consumo, sino en saber que es lo que le pasa a esa persona que consume. Que es lo que necesita para sentirse bien. Los chicos en general lo hacen para divertirse, pero en los adultos hay algo de fondo. Pero lo que pasa es que se inició para divertirse y llega a 25 y 30 años y no lo puede manejar.

 

- ¿Se logran resultados con los menores?

- Es difícil si no tienen un buen acompañamiento de su entorno. Les cuesta reconocer esto como un problema.

Cuando los chicos son de padres separados, se les pregunta quien prefiere que venga y los apoye, quien prefieren en las entrevistas, con quien creen que se puede trabajar mejor.

Cuando vienen los pacientes, tratamos de que un profesional lo atienda a él y otro a la familia, para que no se crucen datos y por allí alguien se sienta intranquilo que lo que dice no saldrá del ámbito de la consulta.

Después los profesionales entre ellos van determinando que cosas pueden preocupar a la familia y que cosas al chico o al paciente con problemas. Eso hace que el paciente se sienta más tranquilo.

 

- ¿Qué sucede cuando la adicción está muy instalada?

- Cuando el paciente tiene un compromiso muy alto, es justamente con esas entrevistas y si vemos que este sistema ambulatorio, no le sirve, recomendamos la internación para hacer una desintoxicación de una semana, se lo sigue viendo y se trata de ver qué pasa.

Si eso no da resultado vemos la posibilidad de derivarlo a una comunidad terapéutica. Puede ser estatal que son gratuitas o privadas aranceladas. La familia es la que decide.

Ir a una comunidad terapéutica no es lo ideal. Siempre explicamos que eso es para casos muy extremos.

Tratamos de evitar estas internaciones, porque el paciente pasa a estar como en una burbuja. Generalmente cuando regresa a casa las cosas no han cambiado y los motivos que lo impulsaron siguen estando. Lo ideal por ello es trabajar con el entorno para cambiar esa realidad. Cosa que no es fácil. Cuando el paciente está internado, hay que seguir trabajando con la familia.

Ese entorno es muy difícil de cambiar, es por ello por lo que es el paciente quien debe cambiar y empezar a correrse de ciertas situaciones y empezar a decidir qué es lo que quiere para él. Tratamos por ello que la internación sea el último recurso.

 

- ¿Cuándo los casos son judiciales?

- Allí están obligados a venir y es difícil trabajar con ellos porque precisamente están obligados a lago que ellos voluntariamente difícilmente acepten. Muchas veces tenemos casos derivados desde violencia doméstica, porque muchas veces el consumo está emparentado con la violencia.

 

- ¿Cuáles son las sustancias que más se utiliza?

- El alcohol sigue siendo lo que está en primer lugar. Luego la marihuana que está Más naturalizada y luego si, la cocaína que también tenemos. Esto último no se da tanto en los menores, pero si en los adultos.

Pero estos ya vienen consumiendo otras cosas desde adolescentes. Pasa que con lo que consumían antes no logran el estado de placer, van recurriendo a cosas más potentes.

 

- ¿Se recuperan bien los pacientes que llegan en estas instancias?

- Sí. El adicto es recuperable. Pero no es fácil. Necesitamos mucho de las ganas y la voluntad que tenga el paciente. Es lo más difícil. Pero se han logrado recuperaciones.

Es importante también apoyar todo lo que el paciente haga que le hace sentir bien, si se trata de una iglesia o un grupo Fazenda, nosotros lo apoyamos. En 23 años que he estado aquí ha pasado de todo.

Hay que tener en cuenta que la cocaína es muy cara y es por ello por lo que afortunadamente no es lo más consumido. A veces rastreando en las entrevistas de aquellos que por ejemplo consumen alcohol han tenido algún encuentro con la cocaína, pero han podido evitarla.

 

 

Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter