Inicio | Locales | “Para incentivar que los vecinos adopten los cachorros de la perrera, no podemos llevarlos al medio del basurero”

Ricardo Salerno

“Para incentivar que los vecinos adopten los cachorros de la perrera, no podemos llevarlos al medio del basurero”

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Ricardo Salerno defiende su propuesta de trasladar la perrera a la zona industrial, aunque dijo estar abierto a nuevas propuestas factibles. Ricardo Salerno defiende su propuesta de trasladar la perrera a la zona industrial, aunque dijo estar abierto a nuevas propuestas factibles.

El secretario de Obras Públicas habló de la controversia que generó el traslado de la perrera hacia una zona industrial cercana a la ciudad. Además, explicó que están trabajando para solucionar el tema del agua y mencionó nuevos proyectos.

Un tema que parece de nunca acabar es el problema de los perros en la ciudad, y por ende, el de la perrera municipal. La ONG “Colitas Contentas” ganó el pasado año el primer premio del Presupuesto Participativo, con el proyecto de mejoramiento de la actual perrera.

Mucho se ha dicho y comentado sobre el tema, y para aclarar las dudas que rondan, Nuevo Día dialogó con Ricardo Salerno, secretario de Obras Públicas de la Municipalidad, quien desde su secretaría se ocupará de desarrollar el proyecto.

“Cuando entramos a Obras Públicas nos llegó un expediente que decía que había ganado el primer premio del Presupuesto Participativo la ONG ‘Colitas Contentas’, por una suma de cerca de 860 mil pesos”, comenzó diciendo Salerno. “No se les podía dar el subsidio en forma directa como en la mayoría de los premiados porque no tenía la personería jurídica correspondiente”.

El secretario explicó que indefectiblemente la Secretaría de Obras Públicas se encargará del tema. Además, agregó que el proyecto se trataba de la construcción de un edificio para mejorar el actual, que es de madera, y que del presupuesto primitivo, el 80% era para mejorar las condiciones de las personas que trabajan ahí. “No digo que no se lo merezcan, pero no era para el mejoramiento de la perrera donde estaban los perros”, afirmó. “Hablé con las chicas y les dije que ese lugar era inadecuado, ellas coinciden pero me comentaron que cada vez que lo pidieron les dijeron que no había otro lugar”.

Salerno se encargó de buscar un lugar y encontró un terreno municipal que le pareció el adecuado para el traslado de la perrera. “Buscando aparece un terreno municipal, es decir que no hay que pedir permiso a ningún otro estamento de Provincia o Nación, de 200 m por 40 m, entre el estacionamiento de Smurfit y la barraca de Mayer, en una zona industrial, a 530 metros de la zona residencial que es el barrio del Polo, donde sobre el fondo, en 50 metros por todo el ancho, se puede instalar a mi juicio una perrera para que los perros estén en condiciones en un lugar que es municipal, que está en una zona industrial no residencial y que está relativamente cerca para que todos los grupos proteccionistas que tanto trabajan por los animales puedan ir a ayudar al uso y la función de la perrera.”

 

La controversia

 

Según el secretario de Obras Públicas, el Intendente entendió que puede ser factible y además le gustó la idea porque es la posibilidad realmente de poder solucionar el problema. “Hablé con el vecino, que en su momento lo entendió, reconozco que después él habló con los hijos y cambió de opinión, que no veo mal que haya cambiado de opinión, pero la postura de la Secretaría es que es una zona industrial, y si bien hay viviendas que inclusive que han sido aprobadas por el municipio, cuando se hace una vivienda en una zona industrial se sabe que al lado puede venir a colocarse una industria que puede generar molestias, en este caso no es una industria sino una perrera”, indicó Salerno.

Para minimizar el impacto que generaría la instalación de la perrera, se creó un proyecto de forestación. “Yo sé que ha traído controversias, pero la idea de la Secretaría es empezar a solucionar el problema del todo”, afirmó. “Si nosotros queremos esconder los perros, hay que llevarlos lo más lejos posible, que no los vea nadie y que los tengamos como los tenemos ahora, en un lugar que no es el adecuado. Si queremos incentivar a los vecinos a que adopten los cachorros que están en la perrera, no podemos llevarlos a la mitad del basurero, es una cuestión de sentido común”.

“No es fácil, tampoco será bienvenido por todos, todos queremos los perros pero si los podemos tener lejos, mejor”, prosiguió el secretario. “Los concejales están preocupados, tuve una reunión con los concejales de Cambiemos, ahora me solicitaron una reunión los concejales del Movimiento para la Victoria, no hay problema, pero las soluciones que por ahí plantean no cumplen con los requisitos para que esto sea el puntapié inicial para solucionar el problema. La idea es también adquirir una cabina de tipo sanitaria para operar por los barrios, poder tener en el lugar una casilla para que estén en condiciones los operarios que trabajan en la perrera. Nos parece que hay un montón de cosas que pueden empezar a cambiar la historia de este tema, que en su momento no era un problema pero que ahora sí lo es”.

“También somos conscientes que no puede ser una perrera que siga creciendo, que en lugar de 14 caniles como va a tener, tenga 28, luego 36 y siga. En algún momento hay que tomar medidas preventivas como son las castraciones, y logar que haya una adopción importante para que esto baje”, aseveró.

Salerno remarcó que habló con el vecino que posee una vivienda lindera a lo que sería la perrera. “Hablé con el vecino, le di mi punto de vista y él me entiende, yo lo entiendo también a él, lo que sí creo que el que está mal ubicado es él, por más que haya llegado antes. Si bien es su propiedad y se puede ubicar ahí, y nadie se lo puede negar, si mañana al lado Smurfit le ponía una caldera, o una planta industrial, tampoco puede decir nada porque la zona es industrial”.

 

Una solución factible

 

Salerno aseguró que con una buena forestación y con un buen tratamiento de los animales, la perrera no sería un problema. “Hablamos con un señor de Esteban Echeverría que dirige un refugio y vino a Coronel Suárez hace unos meses, dijo que si a los perros les damos una determinada condición y ambientación, no son tan problemáticos”, señaló. “No digo que sea una delicia tener una perrera al lado, pero sí tenemos que tratar de buscar eso, por eso se va a hacer con media sombra, con pisos de cemento para que puedan entrar y puedan limpiar, con un patio central donde los perros puedan pasear. Me parece que le tenemos que buscar la vuelta para que esto sea algo interesante, lindo y que invite a la gente a ir, para hacer el uso diario que tiene que hacer esta gente que quiere a los animales y que tampoco sea en un lugar lejísimos”.

 

La opinión de la oposición

 

Liderando las controversias se encuentra el concejal Ricardo Moccero, que ha expresado que no se puede emplazar la perrera donde Salerno dice. Consultado sobre el tema, el secretario señaló que “quiere quedar bien con la gente que no le interesa la idea”, comentó. “Él puso la perrera en el medio del basurero en su gobierno, es una cuestión desde mi punto de vista, netamente para congraciarse con los vecinos. Él no dice que no hay que sacarla del lugar donde él la colocó, y por otro lado dice que este no es el lugar. No hay otro terreno municipal que cumpla estas condiciones, y si lo hubiese no tengo problemas en ponerme a charlar y ver si se puede hacer ahí”.

Salerno expuso que se ha hablado, no desde el Ejecutivo, de otros lugares como el sector donde está el Coprodesu, “desde mi punto de vista es lejísimos y no es municipal”, dijo. También del sector cercano al parque Caídos en Malvinas, que tampoco pertenece al municipio, al igual que el aero club, donde el municipio tiene lugar donde está el aeródromo. “Si uno quiere esconder los perros los puede tirar en cualquier lugar, pero la idea no es esa, es mejorar un lugar que empiece a solucionar el problema”, apuntó. “Esto también implica que a medida que vayamos bajando la cantidad de perros que hay en la perrera, vayamos incorporando los perros que están en la calle y que no provoquen disturbios. Se sabe desde siempre que hay que trasladar la perrera, ahora tenemos un lugar que a nuestro juicio puede ser de utilidad. Esa es la postura nuestra, y si bien no estamos cerrados a que venga una posibilidad mejor, nos parece que hoy por hoy no hay”.

 

El problema del agua

 

Otro problema que ataña a los suarenses y mayormente en esta época del año, es la falta de presión en el suministro de agua, y en algunos casos, directamente la falta de agua. Por ello, Salerno mencionó que desde el martes se encuentran en la ciudad trabajando un ingeniero y un geólogo del INA (Instituto Nacional del Agua), para tratar de solucionar el problema. Por ello brindaron una conferencia de prensa en el día de ayer (ver nota aparte). “Intentamos que la gente, que ya empezó a hacer el estudio, cuente en qué etapa estamos”, informó el secretario. “Están recorriendo bomba por bomba para ver las condiciones técnicas de cada una. Están trabajando desde el martes, hasta el viernes o sábado. Queremos resolver un tema que nos preocupa y mucho”.

Consultado sobre el tanque de agua que se había comenzado a construir sobre calle Los Patos, Salerno detalló que hoy ese tanque está en un litigio desde el punto de vista legal, técnico y económico. “Nosotros tenemos una postura distinta a la que tenía el gobierno anterior en cuanto a lo que se pagó, y fundamentalmente esta gente (los profesionales del INA) nos va a decir qué tenemos que hacer con este tanque para adecuarlo al sistema que hoy tenemos”.

Salerno agregó que el tanque no tiene perforaciones para llenarlo ni tampoco tiene cañerías para poder hacerlo. “Si logramos eso, y lo vamos a tener que hacer de acá a un año, el verano que viene no podemos tener los problemas que hoy tenemos”.

 

Playones recreativos y deportivos

 

Hace unos treinta días se comenzaron a construir en distintos barrios de la ciudad, tres playones de hormigón que son parte de un programa nacional. “Son tres playones: uno está al lado del Skate Park en barrio San Cayetano, otro en el barrio Güemes de Villa Belgrano, y el tercero en calle Delher, en pueblo San José”, comentó Salerno. “Son playones con iluminación, vienen de un plan de Nación, tienen implementos deportivos para hacer deporte. Está hecha la base de hormigón de 15 cm x 30, que serán destinados para recreación”.

 

Salerno destacó que este interesante proyecto mejorará los tres barrios, mientras que busca que la comunidad los use de buena forma. 

Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter