Inicio | Locales | Jóvenes solidarios que trabajan para la comunidad

Jóvenes solidarios que trabajan para la comunidad

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Jóvenes solidarios que trabajan para la comunidad

Forman parte del grupo Millá Curá y pintaron y embellecieron juegos en la plaza de Villa Arcadia y limpiaron un sector del cauce del arroyo Sauce Grande en una acción solidaria pensando en preservar el medio ambiente. Realizaron una subida nocturna en el cerro Ceferino donde apreciaron el sonido de la naturaleza en la oscuridad de la noche.

Jóvenes con vocación de servicio, con compromiso y ganas de hacer. Jóvenes que se movilizan con un objetivo: trabajar por preservar el Medio Ambiente que nos rodea y avanzar en “acciones solidarias” pensadas en mejorar la calidad de vida de la comunidad en donde viven. Así son los chicos que integran Milla Cura, chicos que generan y crean “conciencia social”.

Y fue así que su última misión se realizó en Villa La Arcadia cuyo objetivo fue, no sólo  embellecer la plaza del lugar, donde pintaron con vivos colores los juegos recreativos que a diario utilizan los niños que visitan la comarca serrana, sino que además se movilizaron a un sector del arroyo Sauce Grande y juntaron basura que lamentablemente arrojan los visitantes al lugar, dejando un claro mensaje en pos de la preservación del medio ambiente.

“Fue una experiencia para los chicos inolvidable, ya que se movilizaron con un objetivo muy claro como fue el de crear conciencia sobre el cuidado del Medio Ambiente”, comentó Darío Gómez, coordinador del grupo.

“En la plaza de Villa La Arcadia culminamos un trabajo que se había comenzado hace unos meses atrás, en cuanto a pintura y reacondicionamiento de los juegos, fue una intensa jornada, terminamos prácticamente de noche, los chicos querían terminar la tarea y en esta acción fue conmovedor ver a los vecinos como aplaudían el trabajo de los chicos, les dejaron voces de aliento y eso les da fuerza a los jóvenes para que sigan haciendo”, recordó.

Destacó la colaboración de la delegada municipal de Villa La Arcadia, Denise Pascal quien brindó a los jóvenes la pintura y pinceles para poder ejecutar la labor, como así también el cariño de los vecinos de la localidad, sobre todo de una familia que invitó a la delegación a cenar.

“Los chicos realizaron el ascenso al cerro Ceferino de noche, iluminados con linternas pudieron apreciar la naturaleza del lugar, no sólo de día, sino que vivenciaron los sonidos de los animales nocturnos y el silencio de la naturaleza; les brindamos una charla acerca de las medidas de seguridad que se deben tomar a la hora de escalar un cerro y sobre todo el cuidado de la limpieza del medio natural”, detalló.

Se lamentó que muchos visitantes de la comarca serrana, arrojen a la naturaleza basura que tardará años en desintegrarse, contaminando el lugar, por lo que hicieron especial hincapié en los jóvenes, en la importancia de generar conciencia ambiental.

“Al otro día fue que hicimos el trabajo, que fue muy movilizador para los jóvenes, que fue la limpieza del arroyo, porque ellos pudieron ver la contaminación de las aguas, que deberían ser vertientes cristalinas y naturales, con abundantes peces, sin embargo la realidad con la que se encontraron fue otra y los golpeó”.

Los jóvenes ingresaron al arroyo, ante el desconcierto de los vecinos que acampaban en el lugar que no entendían la misión que los chicos iban a realizar en el lugar.

“Fuimos con pecheras identificatorias para evitar cualquier malentendido, les explicamos a los turistas cuál era el trabajo que se íbamos a realizar, y los chicos comenzaron a juntar basura con guantes y bolsas de consorcio”.

Gómez indicó que la idea era llegar hasta el balneario que está frente al cerro Ceferino, pero la enorme cantidad de basura que recolectaron fue tal, que les agotó la cantidad de bolsas y debieron finalizar antes de lo esperado.

“Botellas de vidrio, enteras y partidas dentro del arroyo, pañales, latas, objetos realmente que llamaron la atención de los jóvenes, pedazos de fierros, restos de automóviles, por lo que se trabajó con mucha precaución para evitar que alguno de los chicos pudiera lastimarse”.

“El arroyo era un mini basural”, afirmó Darío Gómez “la reacción de la gente del lugar nuevamente fue asombrosa porque no podían creer la cantidad de basura que los chicos juntaban en el sector del cauce del arroyo y entre las piedras, y claramente los jóvenes dejaron una señal para todos, para que la población entiende que con sus malas acciones están contaminando el medio ambiente donde vivimos”, expresó con contundencia.

“Por un lado, se le exige al Estado políticas ambientales, que están bien que se ejecuten, pero por otro lado, como sociedad miramos al costado y no asumimos la responsabilidad que nos compete”, reflexionó.

“Es necesario que la población preserve la comarca serrana y cualquier lugar turístico, que se entienda que es un espacio natural que debe ser cuidado como tal, es lamentable que se tiren botellas y vidrios al arroyo con la peligrosidad que eso ocasiona, además de la extrema contaminación”, se lamentó.

A modo de conclusión, el coordinador de la Agrupación Milla Cura indicó que lo importante es que los jóvenes demostraron con esta acción que “toda la comunidad debe comprometerse en el cuidado de la naturaleza, y desafiando los obstáculos que pudieran surgir, tal cual lo hicieron ellos adentrándose en el arroyo para juntar basura,  plantar una semilla en el consiente colectivo en la comunidad”.

 

“Nosotros no podemos cambiar el mundo, lo que sí podemos es colaborar”, finalizó Darío Gómez, coordinador de la Agrupación Milla Curá.

Image gallery

Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter