Inicio | Locales | Premian un documental sobre Rocío, la joven de Dorrego abusada y quemada en 2008 por Mauro Schechtel

Lo dirigió su tía

Premian un documental sobre Rocío, la joven de Dorrego abusada y quemada en 2008 por Mauro Schechtel

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Premian un documental sobre Rocío, la joven de Dorrego abusada y quemada en 2008 por Mauro Schechtel

Primas, dirigido por Laura Bari, obtuvo el 1º premio del público en el 32° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. Aborda la historia de superación de esta adolescente y de su prima Aldana, también víctima de abuso sexual.

El documental Primas, dirigido por la argentina Laura Bari, y que aborda la historia de superación de Rocío Álvarez, quien fue quemada y abusada en Coronel Dorrego en 2008 y de su prima Aldana, también víctima de violencia sexual, obtuvo el 1º premio del público en el 32° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

  La pieza cinematográfica aborda el proceso de transformación de estas dos adolescentes -quienes se volcaron al arte- en el intento de superar una infancia marcada por el abuso y la violencia.

 La cineasta es tía de las protagonistas y cuenta con una reconocida trayectoria internacional.

  Estas historias tiene como eje la capacidad de los seres humanos para trascender situaciones adversas, en este caso, centrándose en el arte como herramienta fundamental.

   Inicio

   En el inicio, Bari sólo iba a retratar en un cortometraje la experiencia de Rocío pero durante el rodaje se enteró de que su hermano Ariel -uno de los protagonistas de su anterior documental llamado como él-. abusaba de su sobrina Aldana y decidió incluir también esta historia y realizar un largometraje.

   “Decidí retirar la película de Ariel porque éticamente no me parecía y cuando nos enteramos de todo, Aldana me dijo que quería conocer a Rocío. Entonces, le avisé al productor que necesitaba alargar el rodaje porque era lo único que iba a poder sacarnos del abismo a las tres. Casi me muero con todo esto”, aseguró la directora.

  El hecho

   Rocío tenía 10 años cuando, en el atardecer del 18 de junio de 2008, el abusador Mauro Schechtel se cruzó en su camino. Fue en la zona del club Independiente de Coronel Dorrego, al que la nena estaba yendo para jugar al básquet.

   El agresor simuló un choque con su bicicleta y la cargó en su coche con la excusa de ayudarla. Así la llevó hasta un descampado, donde la violó, la prendió fuego y huyó. Con más de la mitad del cuerpo afectado por las llamas, ya de noche, Rocío caminó un kilómetro hasta la ruta 72.

   Ahí logró que un camionero avisara a la Policía. Gracias a una descripción de su auto (era naranja), Schechtel fue detenido al otro día. Tiempo después, fue condenado a 40 años de prisión.

   La directora

   Laura Bari es argentina, pero se radicó hace varios años en Canadá. Estudió pedagogía y se especializó en la psicopatología de la expresión.

   Entre 1999 y 2002, dirigió más de 300 viñetas documentales para un programa de televisión titulado Cornemuse. 

Su primer largometraje fue Antoine, que participó de varios festivales de cine en el mundo. Es un documental que narra la historia de un niño de cinco años, ciego, llamado Antoine Houang, que vive en Montreal.

  El arte como resiliencia

   Durante el rodaje, Aldana y Rocío viajaron a Canadá para realizar algunos cursos artísticos y, según la directora, “trabajar a través del cuerpo, sin obligación de poner en palabras lo que no se puede decir”. De esta manera, las chicas hicieron talleres de arte, circo, teatro y danza.

   A su vez, la película sirvió para exorcizar los propios conflictos de las protagonistas y su directora. 

   “Las tres tuvimos una charla en la que les dije que el Big Bang había hecho que un animal agarrara a Rocío, que mi hermano hiciera eso con Aldana y que yo pasara otras historias. Las tres estábamos en ese momento y teníamos que hacer algo con lo que nos pasaba”, contó Bari.

Su primer largometraje fue Antoine, que participó de varios festivales de cine en el mundo. Es un documental que narra la historia de un niño de cinco años, ciego, llamado Antoine Houang, que vive en Montreal.  

     Las dos protagonistas actúan como representantes de dos extremos. Rocío es la exponente de las marcas de lo físico, mientras que Aldana abarca aquello invisible, lo que no deja rastros en la piel ni en el cuerpo.

    “La falta de respeto y el abuso no dejan marcas aparentes, pero eso no quiere decir que no existan”, declaró Bari. 

   Frente a esa idea de minimizar el abuso por su falta de daños físicos, Primas muestra que ambas chicas deben atravesar el camino de la resiliencia para resurgir y convivir con lo que les pasó.

   “Hay que entender que la tristeza se va, pero también vuelve. Partimos cuestionándonos si es más difícil curarse o crecer”, concluyó la directora. 

Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter