Inicio | Locales | “La educación es una obligación del Estado, un derecho y un deber para todos los ciudadanos”

“La educación es una obligación del Estado, un derecho y un deber para todos los ciudadanos”

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Con la presencia del Intendente Municipal Roberto Palacio, el Diputado provincial Ricardo Moccero, autoridades educativas, concejales, docentes y familias en general, se rindió homenaje a los maestros Con la presencia del Intendente Municipal Roberto Palacio, el Diputado provincial Ricardo Moccero, autoridades educativas, concejales, docentes y familias en general, se rindió homenaje a los maestros

. Afirmó la profesora Karen Álvarez, vicedirectora de la Secundaria N° 8 de la Escuela “Domingo Faustino Sarmiento en el acto homenaje a los maestros. Hoy, lunes, 11 de septiembre, a las 19 horas se celebrará una misa en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen organizada por el Colegio Fasta San José.

Como cada año y en vísperas del 11 de septiembre, día en que se conmemora el Día del Maestro, a 127 años del fallecimiento de Domingo Faustino Sarmiento, creador no solo de escuelas, sino que además defensor incansable de la educación; la comunidad educativa de la Escuela Primaria N° 1 “Domingo Faustino Sarmiento” en conjunto con la Secundaria N° 8 y demás instituciones educativas del distrito, rindieron homenaje a los docentes, que con orgullo y dedicación, bregan incansablemente, por la educación de niños, jóvenes y adultos en Coronel Suárez.

Presidió el acto el Intendente Municipal Roberto Palacio, el Diputado provincial Ricardo Moccero, autoridades educativas, concejales del deliberativo local, docentes y familias en general.

Antes de dar inicio al acto, la directora de la Escuela Primaria N° 1 “Domingo Faustino Sarmiento”, la docente Griselda Valencia junto al Intendente Municipal Roberto Palacio, el Inspector Regional, Fabián Palma y la Inspectora Jefe Distrital, Silvina Díaz depositaron una ofrenda de laureles en el busto que recuerda al prócer sanjuanino en el ingreso al establecimiento educativo.

Con profunda emoción y con la experiencia de haber transitado toda una vida como “maestra” la docente jubilada Noemí Dos Santos, describió con palabras sencillas y cargadas de verdades, el rol fundamental que cumple el docente dentro de la sociedad.

“Cuando me propusieron dirigirme a ustedes me pidieron que hablara sobre el rol del educador. Es decir ser docente; se es docente durante toda la vida. Aun cuando  egresamos del sistema. Ser  docente: Dura tarea si las hay”, comenzó diciendo.
“Se es profesor por variadas circunstancias, pero se es docente sólo por una razón: porque se cree en el futuro luchando por el presente a través de la formación de personas, en cualquier nivel en que nos desempeñemos”, señaló.
Aseguró que la labor de un docente va más allá de un trabajo, de un título o de un cargo, y tampoco se agota en la vocación.

“Es la elección de una forma de vida que se asume desde la labor diaria, las exigencias, la lucha, el agotamiento, la esperanza y la alegría de hacer lo que elegimos ser, con pasión”.
Con tristeza señaló que paradójicamente, la sociedad ya no valora como antes la figura del docente, pero sí le exige la mejor formación de las generaciones futuras.

“Ante esta situación, no hacemos oídos sordos y seguimos eligiendo vivir de esta manera, siendo docentes buenos, regulares o excelentes, pero dando día a día lo mejor que tenemos para contribuir a la formación integral de nuestros alumnos”, puntualizó.
“No se es docente por trabajar en el ámbito educativo, lo somos porque creemos en el hombre y en la sociedad y fundamentalmente, en la educación como única herramienta para lograr transformar el mundo; ese  mundo donde el respeto, la honestidad, la tolerancia, el esfuerzo personal, no son moneda corriente, o por lo menos, no son los más destacados, y es en este ámbito, donde los maestros y profesores debemos hacer malabares para cumplir con nuestro rol de educar y enseñar”, reflexionó.
“Los docentes, tenemos la obligación de educarlos en la cultura del esfuerzo; de hacerles tomar conciencia de que en la vida encontrarán muchas cosas que encajan en sus vocaciones, pero otras tantas que deberán hacer, porque la sociedad así lo exige”.

“En fin, ser docente, como dije al principio de estas palabras, no es tarea fácil; algunos son docentes por vocación y otros por opción, pero en cualquier caso, la responsabilidad ineludible es la misma: EDUCAR”.

“La educación en todos sus niveles, y especialmente en la etapa inicial, requiere de un trabajo mancomunado entre maestros y familia para contribuir al desarrollo integral del niño, ese pequeño ciudadano en formación que necesita motivación en todos los aspectos de su vida para descubrir el mundo que le rodea”.

“Es en este momento que la figura del maestro cumple un rol protagónico ¿Quién no recuerda a su primera maestra?”, se preguntó y agregó “sea para bien o para mal, siempre vienen a nuestra memoria los recuerdos y enseñanzas de esos maestros que marcaron nuestra vida”.

Al respecto sostuvo que en la actualidad son muchos los filósofos y expertos que aseguran que las riquezas de un país no se miden en índices económicos ni en los avances tecnológicos que desarrolla, sino muy por el contrario, la verdadera riqueza de una sociedad está en la forma en cómo educa a sus miembros.

“Garantizar una educación libre, gratuita y de calidad debe ser prioridad para cualquier gobierno, pero para ello se debe invertir en la formación de educadores con vocación, calidad humana y amor por la enseñanza, al mismo tiempo que se remuneren de la forma más justa y proporcional a la gran labor que realizan”, afirmó con contundencia.

“El buen docente  sabe que no es el dueño absoluto de la verdad, ni que tiene todos los conocimientos, al contrario, es consciente de que el proceso de aprender no caduca y cada día es una nueva oportunidad para enriquecer sus conocimientos”.

“Es a través del diálogo que el maestro se da cuenta de que educar a sus estudiantes, es en realidad sembrar una semilla que se cosecha en la sociedad para su progreso”.

“Todos los conocimientos adquiridos durante la formación educativa, deben contribuir a la formación de personas críticas, que se respetan a sí mismas y a todos los que le rodean, otorgándole la importancia que tiene cada persona sin importar su formación académica”.

“Los niños, jóvenes y estudiantes en general deben sentir que su maestro valora sus aptitudes, sin compararlo con el resto de sus compañeros, con la finalidad de contribuir al desarrollo integral de la persona al permitir su adaptación al entorno, promover la socialización y otorgarle un rol protagónico en su formación educativa”

Dicho de otra  forma, sostuvo que el trabajo del educador nunca termina, ya que con su ejemplo dentro y fuera de la escuela sigue siendo el modelo a seguir de sus alumnos, un referente de vida para todos aquellos a los que impartió sus conocimientos.

“Es por ello que desde nuestro lugar, sea cual sea, nunca debemos menospreciar el trabajo de un maestro, de aquel que tiene más hijos de los que concibió, que a diario se preocupa por su bienestar , que sabe cuándo algo anda mal con ellos, y que ofrece su mano amiga para dar palabras de aliento y escuchar sus problemas”.

Puntualizó en la necesidad de reconocer y enaltecer la labor de los maestros, los profesionales de la educación, que se preparan durante muchos años para ejercer esta carrera, pilar fundamental de cualquier sociedad.

“Hoy quiero decir gracias, de verdad gracias a todas aquellas personas que diariamente son llamadas maestros; a aquellos que sin serlo comparten su saber y sobre todo a los que a diario se levantan con la convicción de que desde su aula está construyendo una sociedad mejor porque está educando a los hombres y mujeres del mañana, esos que levantaran a nuestros países con esfuerzo, trabajo y  dedicación”, finalizó la docente jubilada Noemí Dos Santos.

 

Por su parte la vice directora de la Secundaria N° 8, profesora Karen Álvarez, tras realizar un recorrido histórico por la vida de Don Domingo Faustino Sarmiento afirmó “la educación no es una caridad, es una obligación para el Estado, un derecho y un deber para los ciudadanos”.

Reconoció a Domingo Faustino Sarmiento  tanto por su laboriosa lucha en la educación pública como por contribuir al progreso científico y cultural de nuestro país.

“Fue político, filósofo, pedagogo, escritor, docente, periodista, estadista y militar argentino; gobernador de la Provincia de San Juan y presidente de la Nación Argentina”.

Señaló que en la provincia de San Juan fundó el periódico "El Zonda". De su obra literaria, se destacan: "Facundo o Civilización y Barbarie", "Recuerdos de Provincia", "Viaje", "Vida de Dominguito", "Educación Popular"; "Método de Lectura Gradual".

“En 1862 Sarmiento asumió la gobernación de San Juan. A poco de asumir dictó una Ley Orgánica de Educación Pública que imponía la enseñanza primaria obligatoria y creaba escuelas para los diferentes niveles de educación, entre ellas una con capacidad para mil alumnos, el Colegio Preparatorio, más tarde llamado Colegio Nacional de San Juan, y la Escuela de Señoritas, destinada a la formación de maestras”.

“Siendo presidente estimuló  la educación y la cultura. Logró que en este período la población escolar se elevara de treinta mil a cien mil alumnos, y creó numerosas escuelas primarias, la Academia de Ciencias, la Escuela Normal de Paraná, la Universidad Nacional de San Juan, la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas, la Biblioteca Nacional de Maestros y el Observatorio Astronómico de Córdoba. Interesado en la formación profesional de las fuerzas armadas, fundó la Escuela Naval y el Colegio Militar. Fomentó además el desarrollo del comercio, la agricultura y los transportes, realizó el primer censo demográfico, alentó la inmigración, encargó la reforma del puerto, contribuyó al desarrollo de las telecomunicaciones y contrató a hombres de ciencia extranjeros”, referenció.

El 11 de septiembre de 1888 Sarmiento falleció en la capital paraguaya, a los 77 años de edad y sus restos fueron inhumados en el Cementerio de la Recoleta en Buenos Aires.

Parafraseando al Padre de la Educación Argentina, la directiva afirmó “Hombre, Pueblo, Nación, Estado: todo está en los humildes bancos de la escuela. La educación no es una caridad, sino una obligación para el estado, un derecho y un deber para los ciudadanos”, sentenció.

“Mucho es lo que se conoce de la figura de este sanjuanino por eso hoy que evocamos su postura en el marco de un proyecto educativo de país, como integrantes de la comunidad educativa pero fundamentalmente como parte activa de nuestro pueblo Argentino, por el proyecto de país al que aspiramos es que nos debemos preocupar al asumir nuestro rol como profesionales en ser comprometidos constructores del modelo educativo que deseamos”, finalizó la vicedirectora de la Secundaria N° 8 Karen Alvarez.

En tanto, fue la Inspectora Jefe Distrital, la docente Silvina Díaz la encargada de tomar juramento a los nuevos docentes titularizados durante el presente año, a quienes instó a “trabajar con pasión por la educación”.

De igual modo, se reconoció la incansable labor en pos de la educación, de aquellos docentes que el presente año, pasaron a ser “jubilados”.

Tras el retiro de las banderas de ceremonias, se presentó el proyecto de “tango”, a cargo de la profesora de música Soledad Walter, trabajado por el Jardín de Infantes N°901, donde los más chiquitos desplegaron todo su encanto al ritmo de la música ciudadana.

El folclore también estuvo presente para homenajear a los docentes, con una espectacular demostración de bombos a cargo de alumnos de 3° grado coordinados por el profesor Hugo Giménez como así también las danzas folclóricas coronaron una jornada colmada de emociones y reconocimientos para los educadores suarenses.

Cerrando el acto, alumnos del Instituto de Formación Docente y Técnica N° 48 de la carrera de Educación Física, le pusieron diversión y movimiento al cierre, convocando al público a sumarse a una coreografía aeróbica, multiplicando frases educativas.

 

Unidos y con el corazón colmado de alegría por reconocer la labor educativa de los docentes de Coronel Suárez, se elevó un canto en honor al Gran Educador, al entonar el Himno a Don Faustino Sarmiento.

Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter