Inicio | Locales | Una comunidad que se forjó con trabajo, sacrificio y esperanza de las instituciones y su gente

Acto 130° Aniversario Pueblo San José

Una comunidad que se forjó con trabajo, sacrificio y esperanza de las instituciones y su gente

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
El Intendente Municipal Roberto Palacio, el Delegado de Pueblo San José Diego Schneider y funcionarios del gabinete acompañaron los festejos de un nuevo aniversario de la segunda colonia Alemana. En la foto la vecina de mayor edad de la comunidad Florenti El Intendente Municipal Roberto Palacio, el Delegado de Pueblo San José Diego Schneider y funcionarios del gabinete acompañaron los festejos de un nuevo aniversario de la segunda colonia Alemana. En la foto la vecina de mayor edad de la comunidad Florenti

Emocionantes palabras de Diego Raúl Dome integrante de la Comisión Directiva de la Asociación Cultural Germano Argentina quien valoró a cada una de las instituciones de Pueblo San José. Se distinguió a vecinos que por su aporte solidario fueron merecedores del homenaje por parte de la comunidad de la segunda colonia alemana.

 

La comunidad de Pueblo San José integrada por vecinos que le dan vida y vigor a las instituciones en un trabajo en conjunto con la Delegación Municipal encabezada por Diego Schneider se reunieron el último sábado –15 de abril—en la plaza Sergio Denis para celebrar el 130º aniversario de la localidad en un día donde las familias de la segunda colonia alemana acompañaron una sentida celebración como forma de honrar el legado de aquellos pioneros que arribaron a estas tierras con la esperanza de forjar un futuro para sus hijos.

La Banda de Música Municipal “Bartolomé Meier” con sus fanfarrias acompañó la jornada, dando inicio al acto con la entonación del Himno Nacional Argentino y del Himno Alemán rindiendo honor a los Descendientes Alemanes del Volga.

El Intendente Municipal Roberto Palacio junto al Delegado Municipal Diego Schneider presidieron el acto acompañados por funcionarios del gabinete municipal, concejales del deliberativo suarense, vecinos, abanderados representantes de entidades educativas, culturales y sociales de Pueblo San José.

 

“San José se formó alrededor de las fuerzas vivas”

 

El primer orador fue Diego Raúl Dome, quien forma parte de la Comisión Directiva de la Asociación Cultural Germano Argentina que muy emocionado hizo un recorrido por cada una de las instituciones de Pueblo San José, destacando el trabajo que a diario realizan hombres y mujeres en pos del engrandecimiento de una comunidad que sabe de esfuerzo, perseverancia y ganas de superarse, manteniendo vivas aquellas raíces que aquellos colonos Alemanes del Volga ostentaron con hidalguía, hace más de un siglo.

“En estos 130 años de historia queremos hacer un reconocimiento a todos los que trabajaron y lo siguen haciendo por el crecimiento y desarrollo de nuestra comunidad”, afirmó Dome y destacó a la Escuela N° 3, el Colegio Parroquial San José como “pilares de la educación y en la formación de los niños y jóvenes de la comunidad ya que por sus aulas transcurre parte de la historia de nuestro pueblo”.

De igual modo mencionó a dos órdenes religiosas que fueron fundamentales tanto en la evangelización, como así también en la educación de los niños y jóvenes de la comunidad como las Hermanas Siervas del Espíritu Santo y la Congregación del Verbo Divino.

A la Comisión del Centro de Jubilados de Pueblo San José agradeció por velar por el bienestar de los adultos mayores de la colonia, al igual que las distintas instituciones culturales que han preservado la historia y el legado de aquellos pioneros como el club Germano Argentino y la Asociación Descendientes Alemanes del Volga.

Palabras de agradecimiento tuvo para la Biblioteca Saint Joseph y subrayó su compromiso con la cultura, con la lectura, la investigación y el desarrollo, como así también con la Comisión del Salón Parroquial encargada de resguardar el patrimonio del pueblo.

Al hablar de la institución más grande de Pueblo San José, como es el club Atlético Independiente, fundado en 1938, rescato los valores humanos, deportivos y sociales que la institución imparte en la comunidad, cuidando y educando a los deportistas.

De igual modo mencionó a la comisión de la Escuela de Equinoterapia “Riendas Libres” dedicada a reinsertar e incluir en la sociedad a los jóvenes con capacidades diferentes del pueblo, al tiempo que valoró el aporte a la comunidad de la Junta Vecinal cuya presidenta es Valentina Santucci.

“No me voy a olvidar de esos pioneros que trajeron la luz alterna: la Cooperativa Eléctrica San José, ejemplo de desarrollo y crecimiento en nuestro pueblo, como también lo son el Canal Reflejos con María de los Angeles Dukart y Eduardo González y la radio de Pueblo San José de María Estela Danderfer que informan las actividades del pueblo y las instituciones”, señaló.

“Pueblo San José se formó, creció alrededor de las fuerzas vivas que son las instituciones que han sido parte del pueblo y nos han dejado una gran riqueza, que nada tiene que ver con lo edilicio, ni con lo económico ni con lo material” afirmó emocionado y subrayó “nuestros pioneros llevaban la riqueza en el corazón y la expresaron con ejemplo, con amor y dedicación porque nos enseñaron que cuando hay consenso o disenso, hay que aprender a escuchar y no a confrontar, hay que buscar el equilibrio de las partes para poder avanzar”, valoró.

“Nosotros somos un pueblo tranquilo que se forjó y educó con tres pilares fundamentales: el trabajo, el sacrificio y la esperanza de nuestros antepasados que nos dejaron un gran legado, que se llama Pueblo San José a quien tenemos la obligación de cuidar”, finalizó Diego Raúl Dome, integrante de la Comisión Directiva de la Asociación Cultural Germano Argentina.

 

Se viene otra fiesta de las 10 mil personas

 

Juan Hippener, vecino de la localidad en sus palabras recordó aquella fiesta multitudinaria que realizó en Pueblo San José hace ya cinco años, la Fiesta de las 10 mil personas en una carpa gigante que unió a todas las instituciones de los Pueblos Alemanes en el marco de los 125 años de la llegada de los Alemanes del Volga a esta región.

“Fue una fiesta donde no hubo política sino un firme propósito de trabajo de recordar a aquellos pioneros que hicieron posible el crecimiento de los Pueblos Alemanes” afirmó.

“No está lejos un acontecimiento similar para volver a recordar aquellos pioneros” deslizó Hippener para finalizar su discurso agradeciendo “en nombre de las instituciones les decimos gracias sobre todo aquellas de mayor edad que están siempre al servicio de la comunidad”.

 

Feliz aniversario y felices Pascuas

 

Fue el deseo del Intendente Municipal Roberto Palacio en el acto en conmemoración de los 130 años de Pueblo San José.

“De los Descendientes Alemanes del Volga tenemos muchas cosas que aprender y no olvidar como la laboriosidad que es una virtud que está arraigada en todos los hombres y mujeres alemanes del Volga” destacó el Jefe Comunal y trajo a la memoria fragmentos del libro de Julio Cesar Melchior –suarense oriundo de Pueblo Santa María—“La Infancia de los Alemanes del Volga” donde el autor narra historias, juegos y anécdotas de la niñez de aquellos descendientes de Alemanes del Volga.

Hizo especial hincapié en la “laboriosidad” de los vecinos de Pueblo San José que quedó de manifiesto en lo que fue la puesta en marcha del programa de separación de residuos que comenzó en la segunda colonia alemana para luego replicarse en Santa María y Santa Trinidad, “hoy Coronel Suárez recicla gracias al impulso de la comunidad de Pueblo San José” subrayó Palacio.

Al hablar de la religiosidad que los Pueblos Alemanes viven como pilar en su comunidad, destacó el emocionante Vía Crucis que se realizó el Viernes Santos en Villa Arcadia protagonizado por vecinos de Pueblo Santa María y Coronel Suárez coordinados por Oscar Recofsky y Goyo Streitenberger.

Y volviendo al libro de Julio Cesar Melchior “La Infancia de los Pueblos Alemanes”, Palacio mencionó el capítulo que narra la “Festividad de las Pascuas” y relató cómo los niños junto a sus familias vivían una jornada plena de alegría ornamentando huevos que los pintaban de diversos colores.

“La simbología de las Pascuas personificada en la liebre, porque según la leyenda no fue un conejo sino una liebre que vio cómo Cristo resucitaba y velozmente dio la buena nueva a toda la comunidad”, recordó y agregó “y la simbología del huevo de Pascua, como todos sabemos cuando el pollo está por nacer con su pico pica la cáscara y se encuentra con la vida, al igual que Cristo cuando estaba enterrado salió de su sepultura y volvió con nosotros los seres vivos”, subrayó.

“Todas estas cuestiones que hacen a la fe y religiosidad que están expresadas a través del tiempo no deben perderse, porque mantienen nuestro pasado y serán cimiento para el futuro”, finalizó con un “Feliz cumpleaños y por un montón de años más”.

Seguidamente se pasó a distinguir a vecinos que por su aporte solidario a la comunidad fueron merecedores del homenaje del Pueblo de San José.

Finalizado el acto la comunidad de Pueblo San José disfrutó de una bellísima tarde en la plaza Sergio Denis con música, juegos inflables venta de krepels y principalmente la alegría de los vecinos que se preparan para los festejos de las Fiestas Patronales en el mes de mayo.

 

San José homenajeó a vecinos comprometidos con la comunidad

En primer término se distinguió a los abuelos de mayor edad: Florentina Walter quien nació un 12 de Junio de 1928 en la casa de sus padres. Hija de Pedro Walter y Catalina Haag. Eran 12 hermanos. Se casó con Reynaldo Wagner y tuvieron 5 hijos, 3 varones y dos mujeres. Tiene 13 nietos y 17 bisnietos. Siempre le gustó cocinar y durante un tiempo hizo tortas para vender. Le gusta tejer y coser. Y siempre disfrutó hasta la actualidad del jardín, sembrando y cuidando flores.

Alejandro Heig Nació el 27 de Noviembre de 1928 en Pueblo San José. Es hijo de Felipe Heig y María Graff, eran 12 hermanos. De joven trabajó en el campo y en el año 1959 abrió el Bar en la esquina de Mariano Moreno y General Paz. Actualmente es un almacén manejado por su familia. De joven jugó al fútbol, luego a las bochas y al Kosser. Es el principal Billarista de la colonia. Le enseño a jugar al billar a muchos jóvenes y organizaba torneos en el Bar.

Ana Kaul de Peilman: nació el 12 de abril de 1927 en Pueblo San José en la casa de su abuela. Sus padres fueron Jorge Kaul y Ana Rogel. Eran 10 hermanos. De joven estudió con las hermanas Misiones y fue modista. Luego se casó con Pedro Peilman con quien tuvo tres hijos: Juana Zulema, Lidia Silvina y Pedro Roberto. Trabajó en su casa y ayudó en el negocio de su marido. Tiene 7 nietos, 10 bisnietos y 1 tataranieto.

Rufino Graff y Ofelia Weimann: Rufino y Ofelia, 61 años juntos, 4 hijos, muchos nietos y bisnietos. Una querida familia alemana que ha contribuido a transmitir las tradiciones de su pueblo. Desde la familia y con todo el amor.

 

Agradecimientos:

La Delegación Municipal entregó un diploma en agradecimientos a personas asiduas colaboradoras de la comunidad de forma desinteresada.

Juan Bender y Analia Herr, por su trabajo solidario en la construcción de la pérgola que se ubica enfrente de la Iglesia. En tanto Ana Lía Herr, dueña del Vivero El Pimpo siempre colabora con la Delegación.

María Eugenia Frank, artista plástica quien pintó un bellísimo mural en la plaza Sergio Denis

De igual modo se distinguió a los vecinos: Juan Hippener, Darío Diel, Silvio Waigel, Jose Maier, Oscar Hippener, Claudio Gotte, Ángel Safenreiter.

 

 

Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter