Inicio | Locales | La feligresía acompañó emotivamente las estaciones del Vía Crucis

La feligresía acompañó emotivamente las estaciones del Vía Crucis

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
La feligresía acompañó emotivamente las estaciones del Vía Crucis

Una importante columna de fieles encabezada por el sacerdote Diego Kessler participó ayer por la tarde - noche de la recreación del Vía Crucis en el que se rememora la Pasión y Muerte de Cristo.

Anoche, con un tiempo bastante apacible aunque algo fresco, los fieles que profesan esta religión se volcaron masivamente a participar del Viacrucis con el que se recrea la Pasión de Cristo en la cruz. Encabezados por el sacerdote Diego Kessler, guía espiritual de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, miles de católicos en familia unieron el tramo que va desde la Parroquia hasta el Cristo del camino, en su mayor trayecto por la Avenida General San Martín por el tramo que se utiliza en automóvil en tal sentido.

El viacrucis es la meditación de los momentos y sufrimientos vividos por Jesús desde que fue hecho prisionero hasta su muerte en la cruz y posterior resurrección. Literalmente, via crucis significa «camino de la cruz». Al rezarlo, se recuerda con amor y agradecimiento lo mucho que Jesús sufrió por salvarnos del pecado durante su pasión y muerte. Dicho camino se representa mediante 15 imágenes de la Pasión que se llaman «estaciones». Te animarás a cargar con las cruces de cada día, si recuerdas con frecuencia las estaciones o pasos de Jesús hasta el Calvario.

Se sucedieron las estaciones, desde que Jesús es condenado a muerte, pasando por la carga con la cruz, cuando cae por primera vez; encuentra a su Santísima Madre; Simón el Cirineo le ayuda a llevar la cruz; La Verónica limpia el rostro de Jesús; cae por segunda vez; las mujeres de Jerusalén lloran por Jesús; cae por tercera vez; es despojado de sus vestiduras;  es clavado en la cruz;  muere en ella; el cuerpo de Jesús es bajado de la cruz y la última cuando es colocado en el sepulcro.

Esta fecha es para los católicos un día de acercamiento y convicción, para vivir realmente agradecido a Dios, y esto se debe hacer a través de la conducta. Decirse cristiano es fácil, pero mantenerlo en la vida diaria hoy parece muy difícil. La Semana Santa contempla una serie de rituales ceremoniales, donde la vida católica recobra una actividad resonante, por ende la participación de la feligresía se hace notar más que lo habitual. En tal sentido los católicos se acercan más a la Iglesia para participar de esos ritos, entre ellos el de la confesión, de ahí que durante la semana que está por culminar los sacerdotes tuvieron que dedicar más tiempo de lo habitual al confesionario.

Desde el domingo de Ramos los fieles se dedican durante toda la semana a la fe cristiana. El jueves Santo hubo una jornada intensa de confesiones y por la tarde se celebró el día de la Eucaristía del Sacerdocio Católico; el Viernes Santo participaron del Vía Crucis multitudinario al Cristo del Camino y luego comenzó la vigilia pascual esperando las misas de mañana celebrando con Cristo las Pascuas de Resurrección.

Image gallery

Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter