Inicio | Locales | Se estima una buena cosecha de trigo y una regular de cebada

Se estima una buena cosecha de trigo y una regular de cebada

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Desde el INTA Saavedra consideran que la cosecha d cebada será regular, frente a una buena cosecha de trigo. Desde el INTA Saavedra consideran que la cosecha d cebada será regular, frente a una buena cosecha de trigo.

De acuerdo a un panorama general de la zona, el clima afectó el calibre de cebada que tendrá buenos rendimientos y adelantó algo el trigo. Se inició la cosecha de avena y cebada en la región y en menos de quince días comienzan a levantar el trigo. El ingeniero del INTA, Jorge Couderc, recordó que el período de desarrollo del cultivo fue razonablemente bueno, ya que cuando los cultivos estaban entrando en un período crítico de falta de agua, se producía algo de lluvia, por lo que el trigo se fue desarrollando con un muy buen potencial.

Noviembre siempre es un mes clave, hizo días de mucho calor, mucho viento, eso apuró un poco y hace que el rendimiento se vea algo disminuido respecto de las expectativa que había. Lo más afectado fue la cebada, algunos lotes de cebada que ya se están cosechando presentan rendimientos bastante bajos, no tan malos porque andan alrededor de los 1.500 kilos, pero con una calidad que no permite comercializarla para Maltería porque el calibre, es decir el tamaño del grano, es inferior en un 50 o 60% al necesario para que pueda entrar en la categoría para el malteado, de este modo hay disminución de rendimiento, menor calidad, por lo tanto precio menor.

En consecuencia, la opción de los productores es almacenar si puede y utilizarla como forraje, para eso es de excelente calidad, mientras que exportarla para forraje depende del mercado. “El año pasado había poco stock de maíz, igualmente la cebada pudo sustituir, de todos modos está la posibilidad de usarlo en el mercado interno, es un excelente forraje para el ganado vacuno, porcino y aves, en la escala de valores, primero estaría el maíz, y luego la cebada y el sorgo»; detalló Couderc.

El Ingeniero aclaró que no todos los lotes presentan iguales condiciones, los que ahora se cosechan son los que han padecido mayor estrés, consecuencia de un suelo menos profundo o una siembra más tardía. Y aseguró que si noviembre hubiera sido con más lluvia y menos calor, el potencial de rendimiento hubiera sido excelente, pero el resultado igualmente será muy bueno en general.

El profesional del INTA amplió la explicación sobre el comportamiento climático de la temporada, indicó que al producirse vientos fuertes y temperaturas elevadas, la planta termina antes su ciclo y el grano se llena menos, la evaporación hace que el grano sea más chico y tenga menos peso, por lo que es un componente del rendimiento que afecta al resultado final de la cosecha.
Además anticipó que si no persiste una condición de altas temperaturas más vientos fuertes que generen estrés en el cultivo, hay buenas posibilidades de tener, en el distrito de Saavedra, rendimientos mejores al promedio, estimándose en alrededor de los 2 mil kilos. Aunque se perciben grandes diferencias entre los cuarteles 8 al 11 (contra Puan y Tornquist); a los cuarteles 3 y 4. En tanto Coronel Suárez, Guaminí y La Madrid el potencial es muy bueno.


Panorama de la gruesa

 

La siembra de gruesa ha sido muy lenta en la zona, según informó el Ingeniero Jorge Couderc, los productores se encontraron con buenas condiciones pero la superficie se secó muy rápido, por lo tanto, de la superficie preparada para la siembra aún no se ha sembrado todo, y se supone que habrá una superficie menor que otros años. “Sobre todo porque aumentó la superficie de fina en toda la zona, fundamentalmente el trigo, es decir aumentó respecto del año pasado, no estamos con los niveles históricos, tenemos registro de la producción del año 1920, y hablaba de 110.000 hectáreas de trigo, y en este año estamos alrededor de 60.000 hectáreas, hay una diferencia notable, si bien antes lo único que se hacía era un poco de trigo y algo de cebada, el trigo, evidentemente ha perdido mucho terrenos en la zona”, indicó Couderc.

En cuanto a la gruesa, en el distrito de Saavedra se suele realizar algo de soja sobre cebada, pero no están dadas las condiciones actualmente para esa labor, ya que los rastrojos se encuentran muy secos y no existe reserva de humedad, por lo que resulta improbable que se concrete la siembra de segunda, lo que se notará más en los distritos de Coronel Suárez y Guaminí.
«Si no llueve razonablemente bien en diciembre que se acumule y se haga algo de reserva de humedad, el productor no va a sembrar»; dijo Couderc.

Y agregó que la capacidad de acumulación de agua en los mejores suelos de nuestra zona, no va más allá de 100-120 milímetros, lo que resulta suficiente como para el inicio del cultivo, pero no para lograr un resultado final a cosecha, y que si no hay lluvias entre el período de nacimiento y la cosecha o si las lluvias son escasas, los rendimientos serán bajos: «Acá los rendimientos de la cosecha gruesa se van a definir, como siempre, con las lluvias, a partir de mediados de diciembre, enero o febrero, los últimos años tenemos muchas diferencias entre años, el año pasado llovió muy bien en diciembre y hasta mediados de enero, después casi no llovió más. Hubo dificultades, otros años ha sido al revés, ha llovido poco en enero y mucho en febrero y marzo, eso es algo que no sabemos como se va a dar, de todas maneras, el que hace bien el trabajo y realiza una siembra de suelos profundos, con reserva de humedad, tiene condiciones razonablemente buenas como para poder cosechar, el resultado o el rendimiento va a estar dado por las lluvias de enero y febrero»; señaló Couderc.

Finalmente el ingeniero Jorge Couderc habló de la logística de cosecha, teniendo en cuenta la gran capacidad de trabajo de las máquinas, la previsión de almacenaje y flete corto, recomendando tener organizada esta cuestión, ya que no es bueno tener que parar una máquina por falta de transporte: « Hay muchas alternativas, desde embolsarlo en el mismo campo o a través de un flete corto, entregarlo en los acopios, pero, hay que organizarse porque la cosecha fina se concentra en diez días, las máquinas tienen mucha capacidad de trabajo, si sigue estando seco se va a poder trabajar muy bien, así que son cosechas que, prácticamente, en quince días se hace todo».

 

Fuente: S. Reflejos

 

Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter