Inicio | Deportes | Cuando querer es poder

Para-karate

Cuando querer es poder

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Carlos Rotela y Facundo Wagon en pleno entrenamiento en la Plaza Tambor de Tacuarí. Carlos Rotela y Facundo Wagon en pleno entrenamiento en la Plaza Tambor de Tacuarí.

Si bien necesitaría un lugar más adecuado para entrenar, Facundo Wagon le pone ganas y actitud a la práctica de un deporte que le ha permitido una inclusión social pese a su discapacidad motriz.

“Querer es poder” es una máxima que se emplea para significar que si ponemos voluntad en la consecución de un objetivo, podremos alcanzarlo. En este sentido, es un dicho que hace énfasis en la importancia de la voluntad, el empeño y la perseverancia con que nos arrojamos en la conquista de una meta.

Vaya si de esto sabe Facundo Wagon, quien allá por mayo de 2017, tras un accidente rural en la zona de Indio Rico, sufrió la amputación de sus dos piernas. Sin embargo no lo consideró un impedimento y hoy se está preparando, de la mano del instructor Carlos Rotela, para participar del torneo de Para Karate que los días 20 y 21 de julio se realizará en Mendoza.

El vínculo entre alumno y entrenador se inició el año pasado. Inclusive ya tuvo una participación a nivel nacional con muy buen suceso, dado que consiguió la medalla de oro en su categoría en  una competencia que la Federación Argentina de Karate llevó a cabo en el CeNARD (Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo).

“Estamos trabajando desde el año pasado. Le hicimos la propuesta a Facundo para que empiece. Él creía que no podía, pero quedó demostrado lo contrario. Nos pusimos una meta y la cumplimos. Eso le dio mucha confianza”, le contó a Nuevo Día Carlos Rotela en un alto de una de las prácticas habituales.

El instructor comentó que todas las personas que tienen cualquier tipo de discapacidad pueden adiestrar sin ningún problema.  Aparte de aquellas con dificultad motriz, están las que pueden encuadrarse dentro de las categorías reservadas a las personas con ceguera o disminución visual o con discapacidad intelectual.

La intervención en Buenos Aires le sirvió a Wagon para tomar la actividad con más seriedad y responsabilidad. Inclusive se transformó en un espejo para otras personas con problemas similares. Solo falta que se animen a hacerlo.

Cada martes y jueves, a partir de las 10:00, acude a la Plaza Tambor de Tacuarí para entrenar. También hace lo propio Nahuel Rotela, nieto de Carlos, con el mismo objetivo. “Está chocho. Tiene otros problemas motrices, pero igual puede desempeñarse” acota el sensei.

El lugar que se utiliza no es el ideal, pero por ahora no apareció otra alternativa. “Estamos viendo si hay alguna otra posibilidad. Como es en silla de ruedas, en mi gimnasio se complica porque tengo que levantar todos los pisos. Vamos a ver si logramos algún apoyo para ellos”, señaló Rotela.

Al respecto el instructor, único autorizado en Coronel Suárez y la zona para esta tarea dentro de la Federación Argentina de Karate luego de haber realizado las capacitaciones y cursos correspondientes, comentó que en su momento le trasladó la inquietud a Alexis Cortés, director de Deportes municipal.
“Hay un programa de Escuelas de Iniciación Deportiva (EIDE) implementado por la Secretaría de Deportes de la Nación. Se lo comenté a Cortés y también le pasé a quien se tenía que dirigir. Sólo hay que pedirlo. Hay que esperar la decisión que va a tomar. Con un poco de esfuerzo podríamos lograr cosas que hoy nos harían falta”, comentó.

Añadió que “ellos necesitan un lugar más adecuado para hacer los trabajos. Lo hacemos porque les encanta y tienen un gran espíritu. El tema pasa por incluir a estas personas dentro del deporte. Porque ellos pueden hacerlo. Pero a veces se necesita apoyo. Estoy dispuesto a trabajar con ellos. La intención es ayudarlos a que puedan crecer y por qué no viajar a los torneos”.

 

El proyecto de la Federación Argentina

 

Dentro de los lineamientos esbozados por la Federación Argentina de Karate, la misión es trabajar por el crecimiento y desarrollo del Para-Karate en la República Argentina, en aras de una eficiente participación de un número cada vez mayor de personas con discapacidad; favoreciendo su inclusión social; cumpliendo con los lineamientos internacionales que regulan su práctica y normatividad nacional deportiva vigente, con el fin de lograr la formación integral de los karatecas con discapacidad.

Hacer de la Comisión de Para-Karate una herramienta de calidad, asumiendo con responsabilidad y convicción un reto que garantice con equidad, el mejor de los servicios para todos los deportistas involucrados, contando con el apoyo de la FAK y que favorezca el posicionamiento deportivo con la obtención de logros a nivel Regional, Nacional, Continental y Mundial.

Poner en alza el valor del deporte adaptado como vía de inclusión social y mejora de la autonomía personal.

En los últimos tiempos se trata de implantar sólidamente la práctica del deporte y del juego entre las personas con discapacidad. Aunque es cierto que ha experimentado un auge considerable, sólo una minoría lo practica con continuidad, dándose la paradoja de que esos pocos deportistas forman así mismo la elite del deporte adaptado, un grupo muy reducido debido a la falta de posibilidades ofrecidas

 

Los que pueden practicar la actividad son aquellos a partir de los 10 años, ambos sexos, dentro de las siguientes categorías: · Personas con Discapacidad Intelectual · Personas con Discapacidad motriz (en silla de ruedas) · Personas con Discapacidad Visual (disminución visual o ceguera).

Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter