Inicio | Deportes | Racing sumó su cuarta estrella

Liga Regional de Fútbol

Racing sumó su cuarta estrella

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Racing sumó su cuarta estrella

En la final revancha jugada ayer en Carhué se impuso 2 a 0 a Boca Juniors y, luego de 24 años, dio su cuarta vuelta olímpica de Primera división. Juan Perotti y Camilo Puefil fueron los autores de los goles. La Academia terminó con 10 por la expulsión de Leonel Iriarte.

Veinticuatro años tuvieron que pasar para que Racing Club de Carhué volviese a gritar campeón de la Liga Regional de Fútbol de Coronel Suárez, después de aquel ingreso triunfal a esta institución que lo consagró tres veces en forma consecutiva (1992, 1993 y 1994).

La cuarta vuelta olímpica se hizo desear, pero finalmente llegó y fue para coronar al mejor equipo del campeonato, el que en la segunda final disputada ayer derrotó 2 a 0 a Boca Juniors y posibilitó el delirio de la multitud que se congregó en el estadio “Hugo Robilotte”.

La Academia, que en la ida goleó 3 a 0, en el enfrentamiento de la víspera hizo la diferencia en la red con goles de Juan Perotti en el primer tiempo y de Camilo Puefil en el segundo período. Además, jugó casi todo el complemento con uno menos por la expulsión de Leonel Iriarte.

Un arquero seguro, una expeditiva defensa comandada por la experiencia de Bitschin (ayer ausente por la lesión sufrida en la primera final), un medio campo de otra categoría que le aportó la mayoría de los goles y delanteros desequilibrantes, fueron los atributos que le permitieron a la estrellita subirse a lo más alto del pedestal.

Boca fue un digno subcampeón. Por méritos propios se instaló en la definición del certamen y en esta instancia fue superado por un adversario superior, pese a lo cual en ningún momento de la serie final bajó los brazos y por eso cayó de pie.

El encuentro de la víspera tuvo un desarrollo interesante, equilibrado y friccionado. Después de un mejor inicio local, aunque sin ocasionar riesgos, el elenco de “Araña” Kessler tuvo una gran chance para abrir el marcador, pero el tiro libre de Merquel fue devuelto por el travesaño.

Nuevamente tomó el control de las acciones la Academia, con Cantoni y Perotti como principales armas de desequilibrio, bien complementados por Floricich. Avisó con un centro de Romero que Mauro Suppes despejó al córner con lo justo.

Y a los 20 minutos se adelantó en el resultado. En uno de los tantos envíos aéreos que cayeron en el área (el visitante defeccionó en esa faceta) primero ganó Floricich y en segunda instancia Perotti para clavar el cabezazo goleador al segundo palo.

El local pudo haber ampliado cifras. En una Zapatero lo sujetó a Cantoni en un claro penal que el árbitro no sancionó y el remate del volante careció de fuerza. En otra, tras deborde de Perotti, a Iriarte le faltó potencia en el disparo y en la restante Romero se la bajó al propio Iriarte que le erró al arco de manera increíble.

Con los volantes de creación apagados, Boca dependió mucho de la solitaria tarea de Graff, quien tuvo poca compañía y debió debatirse solo contra los defensores. Así y todo se las ingenió para exigir. En una ocasión remató apenas ancho y en otra encaró con decisión y habilitó de taco a Alexis Steinbach, cuyo disparo bien dirigido fue conjurado por el ‘1’.

En el complemento el conjunto suarense salió con todo. Una buena corrida de Graff por derecha terminó en un centro peligroso, pero ningún compañero llegó para empujar.

La expulsión de Iriarte a instancias del juez asistente Lautaro Bessia, por un cruce con un rival, le abrió otra perspectiva al equipo de Kessler, quien rápidamente ordenó el ingreso de Rovhein por M. Steinbach para ganar en penetración.

Boca buscó con insistencia, manejó la pelota y cruzó la divisoria con frecuencia, pero se topó con un rival que se abroqueló muy bien en su sector y le dificultó la llegada al arco de Herrera. De todas formas dispuso de una clara, aunque el centro de Merquel no pudo ser conectado por Novgorosky.

La sabiduría de Cantoni para manejar los tiempos terminó en el segundo del local. Maximiliano hizo la pausa justa y cedió para el ingreso de Puefil, quien enganchó muy bien y cruzó el disparo goleador al segundo palo.

El visitante no renunció a la búsqueda, aunque siempre chocó con un obstáculo. Cuando no fueron las piernas de los defensores para bloquear los remates, fue su falta de puntería (un cabezazo de Gómez se marchó alto) y de potencia (un tiro de Mauro Suppes murió mansamente en las manos de Herrera).

Al cabo, el 2-0 no se alteró y Racing Club gritó campeón por cuarta vez desde su ingreso a la Liga Regional de Fútbol.

 

 

Racing Club 2

 

Hernán Herrera

 

Lautaro Zapata

Gastón Galvez

Jonathan Tello

Alexis Acosta

 

Maximiliano Cantoni

Ignacio Floricich

Juan Perotti

 

Emilio Romero

 

Leonel Iriarte

Camilo Puefil


DT:
Pablo Cotarelo

 

Cambios: 72m. Arístides Ferreyra por Puefil; 83m. Facundo Rapetti por Romero y 91m. Rolando Navarro Silva por Tello.

Suplentes: Homero Giudici y Benjamín Zapata.

 

Boca Juniors 0

 

Emiliano Romero

 

Nicolás Suppes

Sebastián Zapatero

Mauro Suppes

Santiago Abad

 

Alejandro Novgorosky

Matías Steinbach

Matías Suppes

 

Alexis Steinbach

Emanuel Merquel

 

Maximiliano Graff

 

DT: Rodrigo Kessler

 

Cambios: 55m. Bruno Rohvein por M. Steinbach; 68m. Kevin Aguirre por A. Steinbach y 75m. Martín Gómez por Novgorosky.

Suplentes: Hernán Romeo y Gonzalo Vivas.

 

 

GOLES. Primer tiempo: 20m. Perotti (RC). Segundo tiempo: 20m. Puefil (RC).

 

EXPULSADO. Segundo tiempo: 9m. Iriarte (RC).

 

ÁRBITRO: Kevin Baliño (6).

CANCHA: “Hugo Robilotte” (Racing).

 

 

 

Una verdadera fiesta 

 

La jornada que con la consagración de Racing de Carhué le puso punto final al campeonato 2018 fue una fiesta. Desde el festejo reservado en principio únicamente a los protagonistas adentro de la cancha, verdaderos merecedores del título, hasta el respetuoso saludo de los jugadores y cuerpo técnico de Boca hacia sus rivales.

También cabe resaltar el reconocimiento que los simpatizantes del club de Coronel Suárez le tributaron en primer lugar a sus propios jugadores y posteriormente a los campeones. Asimismo el aplauso de la parcialidad local a los futbolistas auriazules cuando se retiraron del escenario.

Por si fuera poco, los jugadores de la Academia recibieron la copa que entrega la Liga en el mismo campo de juego y pudo ser exhibida. Un paso adelante.

Párrafo aparte para la atención y buena predisposición del dueño de casa para con los medios de prensa que cubrieron el partido, algo que se dio también en los enfrentamientos anteriores en los restantes escenarios. ¡Salud querido fútbol regional!

 

 

A la altura de las circunstancias  

 

Por Eduardo Luongo

Para Nuevo Día

 

No es poco lo que hizo Boca Juniors. Llegó a la final del certamen liguista, un torneo tan agotador como competitivo, con un técnico nuevo –Rodrigo Kessler- y mayoría de jugadores surgidos de sus divisiones inferiores. Se fortaleció en el dolor y nunca bajó los brazos. En la final sucumbió frente a un equipo superior como Racing de Carhué. Aun así fue un digno adversario y cayó con hidalguía. Un equipo con bajo promedio de edad y mucha proyección.

 

 

Image gallery

Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter