Inicio | Deportes | Una pasión sin límites

Vóleibol

Una pasión sin límites

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Norberto Gros con la copa de campeón. El festejo es junto a su hija Irina. Norberto Gros con la copa de campeón. El festejo es junto a su hija Irina.

A los 57 años Norberto Gros se consagró campeón, como jugador de Boca Juniors, del torneo Apertura de Primera división que organizó la Asociación de Vóleibol del Sudoeste. Un ejemplo de deportista para la juventud.

Por Claudio Meier / De Nuevo Día

La edad no resulta obstáculo para conseguir metas si se exhibe esfuerzo, entusiasmo y pasión. Sino que lo explique Norberto Gros, que a los 57 años se acaba de coronar campeón del torneo Apertura como integrante del equipo de Primera división de Boca Juniors en el ámbito de la Asociación de Vóleibol del Sudoeste.

Sin duda un verdadero ejemplo de constancia, vitalidad y dedicación, que sirve de inspiración para los chicos en cuanto a un modelo de conducta saludable, que apuntale la formación integral que el deporte debe trasladar.

Nacido el 12 de marzo de 1960, en Mar del Plata, llegó a Coronel Suárez a fines de 1986 por cuestiones laborales. Enseguida se contactó con la gente de Boca que estaba empezando con el vóleibol, de la mano de Juan Carlos Rossetti y Roberto Olmedo, entre otros.

Y arrancó. Salvo un año, hace poco, que invitado por Deportivo Sarmiento vistió la camiseta verdirroja, siempre jugó en Boca Juniors. Hubo un paréntesis en determinado momento, pero en 2000 atendió un llamado de Olmedo y empezó de nuevo. Y el domingo pasado se dio el gusto de festejar el título a la par de compañeros muchos más jóvenes.

 “Se venía trabajando para lograr el objetivo. Hace unos cuantos años que tenemos un grupo de chicos estable, que permite desarrollar la tarea de una manera más armónica. Este año se agregó un refuerzo importante como Rómulo (Petrelli) y se dio”, señaló Gros en el inicio de la charla en Casablanca, la tienda de pinturas que atiende en la Avenida San Martín.

- A esta altura de tu carrera ¿qué significado tiene este título?

- Entreno y juego con chicos a los que triplico en edad. Yo disfruto mucho más el vóleibol ahora que hace 25 o 30 años. Cuesta, me duelen las rodillas, la espalda, pero antes de cada partido, sobre todo los definitorios, sigo teniendo las mismas cosquillas en la panza que tenía hace 31 años, cuando vine a Coronel Suárez. Obviamente que el físico no responde de la misma manera, pero mientras no pase vergüenza y mis compañeros me acepten y entiendan que puedo aportar algo al equipo seguiré jugando. Ya no me queda mucho tiempo tampoco. La verdad es esa.

- ¿Qué te dicen tus compañeros?

- Me dicen viejo, abuelo, dinosaurio. En general trato que la diferencia de edad no se note en los entrenamientos. Nos divertimos todos de la misma manera. Intento estar al mismo ritmo que ellos. Hay un cierto respeto a las canas si se quiere, pero eso en definitiva es lo lindo que va quedando después de tantos años de jugar. El hecho de saludarte con un montón de rivales con los cuales te cruzas por la calle en la actividad cotidiana. Te das cuenta que hay respeto. Eso a mí me pone bien, obviamente. Es un poco fruto de la constancia y no mucho más que eso tampoco.

- El puesto que ocupás en la formación ¿tiene relación con tu vigencia?

- El armador es el que tiene contacto con la pelota en cada uno de los puntos que juega. No es tan exigente tal vez en la cuestión de saltos y bloqueos, pero tiene más desgaste en correr a buscar la pelota. No es tan explosivo como un punta receptor o un central, que tienen que saltar para rematar o bloquear, pero también tiene su exigencia. El hecho que siga jugando es más que nada una bendición que he recibido de no haber tenido grandes problemas físicos. Más allá de dos o tres esguinces en los tobillos o uno en la rodilla.

-  Sos un privilegiado desde ese punto de vista entonces.

-  Obviamente que el cuerpo se ha ido transformando. Tengo 10/12 kilos más que hace 30 años. Trato de cuidarme. Nunca he hecho demasiados desarreglos. No tengo una explicación de porqué puedo seguir jugando. Sigo porque me apasiona, mis compañeros aceptan de buen grado que siga con ellos. El límite mío será donde vea que ya no puedo responder o paso vergüenza con mis compañeros o veo que no puedo estar a la par de un jugador de un equipo rival. Todavía estoy en la pelea.

- ¿Cuál es tu visión del vóleibol local?

- Es bueno que se haya organizado. Que se le esté dando importancia a las divisiones inferiores. Que en la cabeza de la Asociación no esté una persona involucrada directamente como técnico o jugador. Eso le permite cierta objetividad. Hay cosas a mejorar, pero valoro el trabajo de los dirigentes. Tampoco soy quien para decir esto tiene que ser de esta u otra manera. Como en todos los órdenes de la vida se necesita mucho sentido común. Hoy por hoy los clubes en general están volcados al fútbol, que es el deporte más popular, pero también es bueno que miren las otras disciplinas. Si la Asociación logra un contacto fluido con las comisiones directivas y que no haya problemas de disponibilidad de gimnasios, se puede hacer que el vóleibol siga prendiendo más.

- ¿Qué te parece el show que se arma en cada definición?

- Está bueno. Lo colorea al deporte y lo hace más atractivo, sobre todo para la gente que está mirando. No te olvides que hoy casi todos los deportes tienen su cuota de show para decirlo de alguna manera. Es una manera de profesionalizar un poco la actividad.

- Se viene el Clausura ¿van por más?

- Daría la sensación de que viene algún otro equipo de la zona. Algo así se estaba conversando. Habrá que seguir intentando, mientras se pueda.

 

Sus clubes en Mar del Plata 

De manera competitiva, Norberto Gros recién empezó a jugar al vóleibol a los 17 años en su ciudad natal.

El CEF N° 1 fue el primero que lo cobijó. “Era el equipo más fuerte en ese momento. Había jugadores que después llegaron a la preselección argentina”, señaló.

 

Después se enroló en Centro Gallego y más tarde en Club Teléfonos. “Había bastante desorganización y se hacía todo a pulmón”, comentó.

Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

  • Marcado
  • Itálico
  • Subraya
  • Cita

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
Compartir en: Post on Facebook Facebook Twitter Twitter